Testimonios

 

Alvear Palace Hotel, Buenos Aires, 15 de junio de 1998

Texto del discurso pronunciado por el Presidente del Comité Ejecutivo del CARI, Dr. Carlos Manuel Muñiz, en ocasión de cumplirse el 20° aniversario de la fundación del CARI

"Hace veinte años, el 15 de junio de 1978, un grupo de argentinos preocupados por darle al país una mayor presencia internacional y contribuir al fortalecimiento de las relaciones con otros países, nos reunimos para crear el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales.

En aquel momento, el mundo era testigo de la tensa confrontación entre dos grandes potencias provistas de la capacidad militar para destruir todo rastro de vida. El signo de la época era la desunión y el auge de las rivalidades, tanto en el plano internacional corno en el plano interno de los Estados.

Los países latinoamericanos no estaban ajenos a esa división. En la Argentina las diferencias políticas eran acentuadas y resultaba difícil promover el diálogo para alcanzar entendimientos o acuerdos sobre los grandes objetivos nacionales y, más aún, sobre aquellos que afectaban nuestra política exterior.

De más está decir que eso se reflejaba en la ausencia, casi total, de organizaciones destinadas al estudio de las relaciones internacionales y que la preocupación por estos temas suscitaba escasos debates o análisis.

El CARI nació, entonces, como una necesidad y el diálogo como una imposición. Decidimos, en consecuencia, que nuestro Consejo tuviera una composición pluralista, invitando a participar a personas representativas de distintos sectores de opinión y de actividades del país, que merecieran reconocimiento por sus méritos y antecedentes.

La libertad académica ha sido, desde entonces, constante en toda la trayectoria de nuestra institución. Gracias a ella se han podido alcanzar importantes logros en la investigación y análisis de los diferentes asuntos sometidos a estudio.

Más de veinte Comités y dos Institutos, integrados por especialistas e investigadores dan prueba, hoy día, de la tarea realizada a través de seminarios, simposios, encuentros, mesas redondas, cursos y conferencias.

Ciento veintiocho publicaciones recogen, a su vez, los resultados de muchas de esas actividades.

No es mi propósito reseñar veinte años de labor continuada en una breve exposición. Me limitaré, por lo tanto, a mencionar unos pocos ejemplos de lo hecho hasta ahora como anticipo de lo mucho que deseamos hacer.

Los asuntos latinoamericanos y la integración regional han merecido un interés prioritario en nuestros trabajos. Además de la tarea diaria que lleva a cabo un Comité especial, se han realizado cantidad de encuentros, reuniones y estudios. Revisten significado por la época y las circunstancias en que tuvieron lugar, los encuentros sobre Argentina y Brasil de 1981 y 1985 y los que, desde 1986, vienen tratando las relaciones con Chile. Las conclusiones e ideas surgidas de estas reuniones constituyen el punto de partida de muchas recomendaciones y estudios posteriores.

Corresponde referirnos, también, al Seminario que realizamos en agosto de 1996, conjuntamente con el Instituto de Pesquisas de Itamaraty, bajo el título "Mercosur - Foro del Futuro". Dieciocho ex Ministros de Relaciones Exteriores y Economía que participaron en la elaboración y seguimiento del Acuerdo regional, hicieron conocer sus opiniones y sugerencias sobre la marcha del mismo. Este valioso aporte ha sido concretado en un libro que se ha hecho llegar oportunamente a los organismos encargados de la aplicación del Acuerdo.

Como es natural, el tema del Mercosur, por su trascendencia y sus posibilidades, ha sido tratado en numerosos estudios especiales. A título meramente enunciativo recordaré: migraciones regionales; participación de la mujer; los dirigentes jóvenes; los municipios; integración de las empresas medianas y pequeñas; integración cultural; el rol de las Fuerzas Armadas; los problemas sociales; cooperación científica y técnica, etc.

La necesidad de insistir sobre el reconocimiento de nuestros derechos ha promovido la creación del "Comité sobre la Cuestión de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur", encargado de reunir los antecedentes, analizar los fundamentos jurídicos, históricos y geográficos que los avalan. En cinco tomos que recogen las intervenciones argentinas en organismos internacionales y otros cinco de ensayos y documentos, se reúne material de valor innegable.

La reunión de académicos y políticos de ambos países, con el auspicio del CARI, comenzadas en 1983 en Maryland, Estados Unidos y continuadas luego en Bonn y Londres, fueron los antecedentes que dieron paso a las Conferencias Argentino - Británicas (Argentine - British Conference - ABC) realizadas, alternativamente, desde 1990 en distintos lugares de ambos países. La participación de representantes parlamentarios, políticos, empresarios, académicos, periodistas, religiosos, miembros de las Fuerzas Armadas y sectores de la juventud, con la asistencia de isleños a varios encuentros, ha permitido analizar, con amplia libertad y franqueza, los problemas que aún subsisten en las relaciones entre ambos países. Además de estas conferencias que reúnen, en cada ocasión, un número aproximado de 60 personas, se siguen realizando encuentros parciales y seminarios para tratar temas específicos.

Un Comité especial que trata las relaciones de la Argentina con los Estados Unidos de América, al que luego se incorporó Canadá y Méjico, registra la importancia que tiene ese área en nuestro hemisferio y en la política mundial.

Una de las características de estos estudios es el seguimiento de los principales hechos que ocurren en la región. La visita del presidente Clinton motivó, por ejemplo, varias reuniones para realizar análisis comparativos sobre los resultados alcanzados en otras visitas de presidentes americanos a nuestro país.

Europa reviste singular importancia para nuestros estudios. Las múltiples participaciones en actividades del CARI de las máximas autoridades de la Unión Europea han permitido tener una información directa sobre las diferentes alternativas del proceso de integración en ese Continente. Las enseñanzas que se acogen de esa experiencia para nuestro propio proyecto de integración, son de enorme valor.

Merecen recordarse, entre otras actividades, las "Jornadas de Reflexión sobre la Unión Europea v el Mercosur", organizadas conjuntamente por el CARI y la Fundación Popular Iberoamericana de España, en septiembre de 1995. Una delegación europea, encabezada por el actual Presidente del gobierno español José María Aznar y la participación de personalidades representativas de los países del Mercosur, mantuvo debates sobre los aspectos económicos, político-institucionales y las perspectivas de las negociaciones entre ambos grupos regionales.

El tema de Asia tiene presencia constante, no solamente por las consecuencias de las alternativas de sus mercados en nuestra área, sino por sus posibilidades intrínsecas y el rol que se prevé ejercerá en el futuro del mundo.

El Consejo, ha realizado, entre otros actos, ruedas de intercambio de experiencias comerciales con empresarios argentinos interesados en el Comercio con Asia y reuniones sobre apertura de Argentina hacia los mercados asiáticos, con delegaciones de Taiwán, República Popular China, Corea y Japón.

Los asuntos africanos, de los Países Árabes y de Oriente Medio, tienden, naturalmente, a ser considerados de manera distinta según se refieran a los países subsaharianos o a los del norte de esa línea geográfica. La sucesión de conflictos y la importancia estratégica del área han encauzado los estudios con un criterio más político-estratégico que económico, sin dejar de considerar este último.

No pueden ser ajenos en un centro de estudios internacionales, otros aspectos de la realidad contemporánea. Distintos comités tienen a su cargo estudios antárticos; asuntos nucleares; conservación del ambiente y de los recursos naturales renovables; asuntos agrarios y medios de comunicación.

Las conclusiones de las diversas jornadas de actualización antártica, que se vienen realizando desde el año 1989 y otros trabajos de investigación recogidos en libros editados por el CARI reflejan la seria y ordenada labor de los integrantes del Comité.

La política nuclear del país mereció la atención inicial del grupo de trabajo respectivo. El seminario sobre terrorismo nuclear, del 17 de mayo de 1989 con la participación, entre otros, del Nuclear Control Institute de Washington, trató, entonces un tema que desgraciadamente adquiere hoy día inquietante realidad. Es innecesario destacar que los asuntos nucleares siguen siendo atendidos con interés especial.

Los temas ambientales tienen también un ámbito propio de estudio a través de trabajos sobre comercio internacional y medio ambiente; la industria y el desarrollo sustentable; cooperación regional; responsabilidad derivada del daño ambiental; etc.

El Comité de Medios de Comunicación llevó a cabo, entre otras, conferencias y mesas redondas sobre televisión y defensa ambiental; el poder y la comunicación; periodismo: ética, independencia y honor de las personas; telecomunicaciones de fin de siglo: tecnología y libertad.

Ante las nuevas perspectivas mundiales, que presagian cada vez mayores demandas de los países productores de alimentos, el Comité de Asuntos Agrarios del CARI ha realizado reuniones con productores, autoridades públicas y gremiales para analizar el ingreso de las carnes en los Estados Unidos; las perspectivas de exportación e importación de la Argentina y encuentros preparatorios para el análisis y realización de propuestas en las próximas reuniones de las Organización Mundial del Comercio sobre agricultura.

Los Organismos Internacionales, su funcionamiento y reformas propuestas de sus estructuras actuales son objetivo de un comité integrado por especialistas en estos ternas.

Para el seguimiento de los problemas internacionales contemporáneos se constituyó un grupo de análisis que ha realizado provechosas reuniones desde 1981 y se encuentra actualmente en vías de reestructuración.

Los asuntos culturales tienen, por su trascendencia, actividades específicas a cargo de comisiones de teatro y cine, artes plásticas, letras y preservación y defensa del patrimonio cultural argentino. Artistas, críticos, escritores y otras personas vinculadas con el inundo de la cultura participan en sus distintas actividades.

El debate y propuestas para la ley de libre circulación de las obras de arte tuvo entre otras, su origen en reuniones del CARI con legisladores.

Corresponde destacar la labor continuada que desde 1985 se realiza en el programa diálogo con artistas, donde han desfilado prestigiosas figuras de la plástica nacional y extranjera.

Entre otras muchas otras actividades se han venido desarrollando programas de becas para realizar estudios en el exterior.

Los homenajes a las provincias argentinas con participación de los gobernadores y autoridades oficiales, presentación de productos artesanales y actuaciones artísticas han permitido hacer conocer, a un público integrado mayormente por diplomáticos acreditados en el país, las características de las diversas regiones argentinas.

El Instituto de Derecho Internacional, a su vez, ha realizado importantes publicaciones y seminarios, entre ellos, sobre adopción de un régimen efectivo para la conservación de los recursos vivos en el área adyacente de la zona económica exclusiva; sistema interamericano de protección de los derechos humanos; la Organización Mundial de Comercio; etc.

Los termas de seguridad internacional y asuntos estratégicos tienen un ámbito propio en el instituto respectivo. No es necesario destacar que estos temas abarcan por su naturaleza importantes aspectos de la problemática mundial.

Continúan realizándose, con el éxito de años anteriores, los cursos del Seminario Permanente para el Estudio, Prevención y Resolución de Conflictos.

No puedo terminar esta breve mención de los Comités de estudio del CARI sin recordar la labor del Grupo Joven del que forman parte graduados y estudiantes universitarios. La cantidad de seminarios, mesas redondas y cursos a los que convocan destacados especialistas pueden calificarse como ampliamente meritorias.

La presencia de la juventud estudiosa a través de la actividad académica y de la asistencia a los diversos cursos y actos del CARI es una actividad que estamos dispuestos a seguir alentando como uno de los pasos más positivos en la obra de nuestra institución.

Resulta imposible, como expresé al comenzar estas palabras, resumir en un breve espacio la tarea de 20 años. Baste decir, en apretada síntesis, si de algún modo los números sirven como índice de una obra y una labor, que en ese período se han realizado más de 250 seminarios, simposios y mesas redondas con un total aproximado de 4000 intervenciones en actos públicos académicos; 128 publicaciones, además de recibir 76 jefes de Estado y de Gobierno; más de 180 Ministros de Relaciones Exteriores, de Economía, etc.

La labor de distintos comités y grupos de estudio requiere, por su propia naturaleza una tarea continuada y, en muchos casos, diaria, sin que ella se exteriorice, salvo escasas excepciones, en actos públicos.

El CARI es una institución que procura servir los intereses del país colaborando, como órgano de reflexión, para los distintos poderes del Estado y alentando la cooperación con empresas e instituciones privadas disponiendo, además, un foro público académico para escuchar el pensamiento de las personalidades que visitan nuestro país.

A través de los múltiples medios de acción ya mencionados, procura, a la vez, difundir las grandes líneas de la política exterior argentina y hacer conocer la realidad nacional fomentando, al mismo tiempo, los lazos de amistad y entendimiento con los demás países del mundo.

La reciente tarea que nos liemos propuesto mediante una encuesta sobre política internacional y defensa, que abarca una consulta a 233 líderes de opinión y 2784 ciudadanos de diversas regiones del país, revela uno de los objetivos del CARI: generar conciencia en la población sobre estos importantes asuntos.

Después de dos décadas, desde la fundación del CARI, seguimos creyendo, como entonces, que es necesario unir esfuerzos para realizar en común una obra que el país requiere de todos los argentinos sin distinción de credos o ideologías.

El mundo actual exige la participación de todos los países que lo componen. Ya no se puede alegar desinterés por lo que sucede en otros lugares ni creer que es posible lograr aisladamente el propio bienestar.

El estudio de las relaciones internacionales, la necesidad de orientar nuestros intereses hacia una acción compartida con otros pueblos ha dejado de ser un ejercicio puramente retórico o especulativo para convertirse en una necesidad vital.

La mejor manera de cumplir con esos propósitos, así lo entendemos, es mostrando la realidad de una obra llevada a cabo y manteniendo el firme ideal de continuarla.

Finalmente, deseo dejar constancia, en esta ocasión, que gran parte del éxito de nuestra obra se debe a la colaboración académica que mantenemos con prestigiosas instituciones argentinas y del exterior y al apoyo que hemos recibido de nuestros miembros, de particulares benefactores y de instituciones públicas y privadas, particularmente de la Fundación Tinker de New York y de la Fundación Adenauer de Alemania. Corresponde agradecer asimismo la permanente cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto y del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de la Argentina.

La presencia en este acto del presidente del Chicago Council on Foreign Relations, John Rielly; del presidente del Council of the Americas, Embajador Everett Ellis Briggs; de la presidenta de la Fundación Tinker, Sta. Martha Muse; del presidente del Royal Institute of Internacional Affairs de Londres, Sir Timothy Garden; del Director del Council on Foreign Relations de New York, Kenneth Maxwell y de los directores de la Fundación Getulio Vargas del Brasil, Embajador Pio Correa y Antonio Salazar Brandao, sumadas a las adhesiones recibidas de otros centros con los cuales estamos vinculados por una estrecha cooperación, ratifica lo expuesto.

No puedo terminar estas palabras sin agradecer muy especialmente el alto honor que nos confiere la presencia del señor Presidente de la Nación doctor Carlos Saúl Menem, del señor Presidente del Uniguay D. Julio María Sanguinetti y del señor ex Presidente de la Nación doctor Raúl Alfonsín.

El Presidente Menem no solamente nos acompaña en este acto sino que ha participado en ocasiones anteriores en los importantes seminarios "Argentina-OTAN" sobre seguridad global y "Fuerzas para el Mantenimiento de la Paz", demostrando, de este modo, su interés en el debate académico de los asuntos internacionales y su apoyo a la obra de nuestra institución. Muchas gracias, señor Presidente.

El Presidente Sanguinetti, quien ha tenido el gesto, que nos compromete, de viajar especialmente a la Argentina para asistir a esta conmemoración, es también ten querido amigo del CARI. En reiteradas ocasiones, ya sea como Presidente en actividad o fuera de esas funciones, ha intervenido en actos académicos, expresando, con estos gestos elocuentes, su aprecio hacia nuestra obra y, muy particularmente, hacia nuestro país.

Es un placer recibir, asimismo, a su esposa, la distinguida historiadora Marta Canessa, cuya sugestiva exposición sobre "Perspectiva histórica de la fragmentación y reintegración de América Latina" mantiene viva su vinculación con el CARI desde hace casi una década.

El doctor Raúl Alfonsín, merece nuestro reconocimiento por participar con nosotros en esta celebración y haberlo hecho como Presidente en ejercicio en ocasión de nuestro décimo aniversario, pronunciando, en esa oportunidad, palabras estimulantes que no olvidaremos, además de intervenir, en forma reiterada en diversos actos académicos.

Extiendo también un particular reconocimiento a mi querido amigo, el ex Secretario General de Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuellar quien, con los Ministros de Relaciones Exteriores de Brasil, Luiz Felipe Lampreia y de la Argentina, Guido Di Tella y de Hacienda de Chile, Eduardo Anninat y de Economía, Obras y Servicios Públicos de la Argentina, Roque Fernández, participarán en un importante seminario sobre "América Latina en el Nuevo Milenio" que se realizará en el día de mañana entre los actos conmemorativos de nuestro vigésimo aniversario. A todos ellos muchas gracias.

Muchas gracias también a los señores Ministros de Relaciones Exteriores del Uruguay, Didier Opertti Badán, a los miembros del Gabinete Nacional que nos acompañan, al señor Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, doctor de la Rúa, quien, además de ser miembro fundador del CARI es uno de los directivos de nuestra institución. Nuestro agradecimiento final al señor Nuncio Apostólico, Monseñor Ubaldo Calabresi y miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país, a los señores Presidentes de las Academias Nacionales, invitados especiales y demás asistentes a este acto. Muchas Gracias".

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742