El voto latino en la elección de medio término en EE.UU. y la perspectiva para el 2016

13 de noviembre de 2014
Sesión académica a cargo de Mark Hugo López, en el Ciclo de Conferencias organizado por el Comité Estados Unidos, con el auspicio de la Embajada de los Estados Unidos
Por Carolina Zaccato

El jueves 13 de noviembre de 2014, el Comité de Estados Unidos del CARI con el auspicio de la Embajada de Estados Unidos organizó una sesión académica a cargo de Mark Hugo López, director del Área de Investigación Hispana en el Pew Research Center.

Mark Hugo López comenzó su exposición  describiendo al Pew Research Center como un fact tank, diferenciándolo así de los think tanks en cuanto los informes del PEW no generan recomendaciones al gobierno, al Congreso o a candidatos políticos. Por esta razón, López sostuvo que la institución no adopta un punto de vista en particular. Según el orador, el que los informes del PEW se basen exclusivamente en hechos les brinda mayor credibilidad.

En primer lugar, el expositor señaló que en Estados Unidos (EEUU) habitan 54 millones de latinos. El crecimiento de la población latina en los EEUU está aumentando rápidamente, en comparación con otros grupos. En consecuencia, la composición racial del país está cambiando. Mientras que en el 2000 los latinos representaban el 13% de la población estadounidense, en el 2011 este porcentaje ascendía a 17%. Por su parte, la población afroamericana se mantuvo constante en este período, siendo el 12% de la población. También observamos un crecimiento en la población asiática. Por su parte, el porcentaje de población blanca no hispana está disminuyendo, pasando de un 69% a un 63% para el mismo período.

"La población latina se concentra mayoritariamente en cinco estados: Florida, Texas, Illinois, California y Nueva York; que en conjunto tienen 2 de cada 3 latinos, de los cuales California y Texas tienen la mitad" señaló el economista. Además, afirmó que hay otros estados en donde está creciendo la población latina, principalmente en el sur de EEUU. Por ejemplo, Carolina del Sur cuenta actualmente con 240.000 habitantes de origen hispano.

Mientras que en 1980 la población latina se concentraba mayormente en Los Ángeles, Texas, Nueva York, Chicago y Miami, en las décadas de 1990, 2000 y 2010 tuvo lugar una mayor dispersión geográfica de los hispanos. Actualmente, según el expositor, la población latina tiene una fuerte presencia también en otros estados. Por ejemplo, en Georgia hay un millón de latinos, "que es casi la misma cifra que en Nuevo México, uno de los estados latinos más antiguos", afirmó López. También hay un crecimiento de la población latina en Carolina del Norte, Minnesota, Kansas y Missouri.

Estos cambios demográficos tienen un impacto en las elecciones en Estados Unidos. Antes de las últimas elecciones, hubo mucha discusión sobre la influencia del voto latino, comparándola con el peso del voto latino en la elección de Barack Obama. López recordó que, en las últimas elecciones de medio término, los republicanos ganaron el control del Senado. No obstante, el expositor señaló que los republicanos ganaron sin mucha ayuda del voto latino. Asimismo, los republicanos controlaron también la Cámara Baja. Para el economista, uno de los factores que explican esto es que los estados que tenían elecciones importantes eran aquellos con menor población latina y que, además, se registró una menor participación latina en las últimas elecciones, en comparación con el 2010.

"Aumentó en el porcentaje que apoya al candidato republicano y disminuyó el apoyo al candidato demócrata"

En las últimas elecciones de medio término, para la Cámara Baja, la población blanca no hispana votó por el Partido Republicano en un 60% en su distrito federal, mientras que un 38% votó por un candidato demócrata. En el caso de los afroamericanos, 89% votó por un demócrata y 10% por un republicano. El voto latino se encuentra en el medio de los dos grupos, ya que 62% votó por un demócrata pero el 36% por un republicano. El expositor resaltó dos puntos a tener en cuenta: el primero de ellos es que, en comparación con el 2010 y el 2012, no hubo un cambio en el voto blanco y afroamericano. Pero en el caso de los latinos, sí". El analista del Pew Research Center resaltó que solo los latinos cambiaron su voto en comparación con el 2010 y 2012, en las elecciones para la Cámara Baja.

Los latinos que pudieron votar en las elecciones de medio término este año han sido 25 millones. Para López esto representa un número muy grande y que está en aumento: son 4 millones más que en el 2010. No obstante señaló que, "si bien la cantidad de electores latinos ha aumentado, son pocos los latinos que efectivamente concurren a votar". En el 2010, por ejemplo, solo 6,6 millones de latinos votaron (casi el 31% del total). "Si bien aún no están disponibles las estadísticas finales, es probable que el nivel de participación en el 2014 haya sido parecido al del 2010", remarcó López.

Según los datos provistos por el expositor, la mayor concentración de los latinos se da en Texas, California, Nuevo México, Nevada, Arizona y Florida. Este año, California y Texas no fueron importantes para las elecciones en el Senado. Sin embargo, Colorado fue importante para las elecciones del Senado, y Florida lo fue porque eligió gobernador. En los dos estados ganaron candidatos republicanos. Además, el voto latino representó el 15% en ambos casos. Según el economista, existió un considerable impacto del voto latino en estado en los que ganaron los republicanos, como en Florida y Colorado. En Florida hay una gran población cubana, que ha sido un fuerte apoyo a los republicanos. Pero también existe un crecimiento de los portorriqueños, que tienden a apoyar a los candidatos demócratas. Entonces, "Florida está cambiando en el voto latino", señaló el expositor. En el 2014, el gobernador Rick Scott ganó con más del 40% del voto latino.

A continuación, López pasó a analizar la distribución de la población latina en los distritos electorales. Destacó que hay gran cantidad de latinos en la frontera sur de los Estados Unidos, en el sur de Florida, en las zonas cercanas a Nueva York, Chicago y San Francisco. Asimismo, señaló una tendencia a una menor participación latina en las elecciones de medio término. En el 2010, el 31,2% de los latinos votó, porcentaje menor al 38% que concurrió a votar en el año 1986. No obstante, las poblaciones blancas no hispanas y afroamericanas están votando en porcentajes más altos en comparación con los latinos y los asiáticos.

"Es posible que en el futuro gane un candidato republicano con el apoyo del voto latino"

Luego, el expositor analizó el voto latino en el caso de las elecciones presidenciales, que "suelen registrar una mayor participación, en comparación con las elecciones de medio término". En el caso de las elecciones del 2012, el voto latino acompañó a Obama, quien se llevó un 71% del total, mientras que el republicano Mitt Romney tuvo el 27%. Además, López destacó que, mientras los latinos, afroamericanos y asiáticos apoyaron, en su mayoría, a Barack Obama, los blancos acompañaron, casi en un 60%, al candidato republicano.

No obstante, el economista afirmó que "es posible que en el futuro gane un candidato republicano con el apoyo del voto latino". En el 2004, George W. Bush se llevó el 40% del voto latino y, en las elecciones presidenciales de 1984 y 1988, Reagan ganó entre el 35% y 38% del voto latino respectivamente. Entonces, es posible que un 35-40% del voto latino haya apoyado al candidato republicano, puntualizó el orador.

"Si bien la población latina representa el 17% de la población estadounidense, solo representa el 8% de los votantes habilitados"

De este modo, según Mark Hugo López, en el año 2016 un candidato republicano como Jeb Bush podría ganar más del 27% del voto latino, tanto por su pasado como gobernador de Florida como por el origen mexicano de su esposa. Asimismo, es posible que Hilary Clinton sea la candidata demócrata a nivel nacional, quien en 2008 ganó el voto latino en las primarias de 2008 contra Barack Obama. Entonces, "para las elecciones presidenciales de 2016 no queda claro quién va a ganar el voto latino", señaló el expositor.

Seguidamente, López afirmó que la composición demográfica de los votantes está cambiando. En el caso de las elecciones de 2012, los blancos representaron solamente el 73,7% de los votantes, mientras que los latinos representaron un 8,4%. Si se compara con el 3,6% que representaron los latinos en 1988, se observa que el porcentaje creció rápidamente.

Al observar las tendencias del voto latino en las elecciones presidenciales, se destaca que 11,2 millones de latinos votaron en el año 2012. No obstante, el expositor remarcó que esa cifra representó solo el 48% del total de los votantes de origen latino. El 2012 fue importante por la alta participación afroamericana, donde votaron 2 de cada 3 afroamericanos autorizados.

En cuanto a la habilitación a votar, el expositor señaló que, actualmente, menos de la mitad de la población latina en Estados Unidos puede votar. Hay dos razones para ello. Por un lado, están los latinos nacidos en Estados Unidos menores a 18 años, que son casi 18 millones. Por el otro lado, están los latinos que no tienen ciudadanía y aquellos que residen ilegalmente en el país, que son un total de 12 millones. Entonces, sólo el 44% de la población latina está habilitada para votar. Dentro del resto de la población estadounidense, 77% de los blancos están autorizados a votar, 73% de los afroamericanos y la mitad de los asiáticos. Entonces, "si bien la población latina representa el 17% de la población estadounidense, sólo representa el 8% de los votantes habilitados", remarcó el economista.

Analizando el crecimiento de los votantes latinos a futuro, López señaló que, entre 2012 y 2030, aumentará en casi un 40% los votantes de origen latino, llegando a tener, en 2030, 40 millones de latinos autorizados a votar. Según el orador, los latinos serán el grupo étnico que más crecerá durante los próximos años. En conclusión, en el futuro, el peso del voto latino va a aumentar mucho en comparación con el resto de la población.

Mark Hugo LópezEs director del área de Investigación hispana en el Pew Research Center. Es un estudioso de las actitudes y opiniones de los latinos, el punto de vista hispano de la identidad, la participación política de los latinos en las elecciones norteamericanas, y la juventud latina. López también coordina la Encuesta Nacional de Latinos del Centro Pew, una encuesta anual de los hispanos en los Estados Unidos. Fue director de investigación del Centro de Información e Investigación sobre Aprendizaje Cívico y Compromiso (CIRCLE por sus siglas en inglés), así como profesor asistente de investigación en la Escuela de Políticas Públicas de la Universidad de Maryland. López obtuvo su doctorado en economía en la Universidad de Princeton. Es autor de numerosos informes sobre el electorado hispano, identidad hispana e inmigración; y es consultado con frecuencia en medios de comunicación norteamericanos e internacionales, tanto en español y como en inglés

Más información:

Pew Research Hispanic Trends Project
Entrevista a Mark Hugo López
"Elecciones en Estados Unidos: diez razones por las que importa el voto latino", BBC Mundo

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742