A 20 años de la IV Conferencia de la Mujer en Beijing

9 de septiembre de 2015

 

 
Sesión académica a cargo de Andrea Balzano, Mabel Bianco, María Luisa Storani y Monique Thiteux-Altschul, organizada por el Grupo Joven
Por Dagmar Kruuse

"La plataforma de acción mundial de Beijing es una bisagra en el concepto de derechos humanos de la mujer, violencia de género, derechos sexuales y reproductivos, con importantes y positivos efectos en la legislación argentina" - Storani

María Luisa Storani dio inicio a la sesión académica haciendo una breve reseña de los principales logros alcanzados en la conferencia de la Mujer en Beijing celebrada en el año 1995 y las deudas que aún quedan pendientes. Se refirió a la posición adoptada por la delegación argentina en la Conferencia y señaló que se terminó votando en sintonía con países sumamente religiosos, distanciándose de las propuestas y planteos de la sociedad. Uno de los golpes más duros fue la reserva que hizo la delegación argentina sobre el concepto de familia, conformada solamente por hombre y mujer con el fin de la crianza de los hijos, haciendo caso omiso a la noción de diversidad; además, tampoco mencionaron los derechos sexuales y reproductivos.

Storani consideró que los impactos de la Conferencia han sido buenos en el país a través de avances significativos en materia de legislación, habiéndose logrado aprobar una cantidad de leyes importantes que aún no se han alcanzado otros países de la región. Sin embargo, consideró que, en materia de legislación, Argentina es un país del primer mundo, pero en lo que hace a la práctica, mucha de la legislación no se aplica.

Por último, resaltó que el movimiento feminista se ha consolidado con el pasar de los años y que la marcha "Ni Una Menos" llevada a cabo en el mes de junio dejó en evidencia el poder de la organización de dicho movimiento y lo que aún se puede lograr.

Posteriormente, Mabel Bianco tomó la palabra y comenzó haciendo énfasis en la importancia del debate sobre los derechos sexuales en Beijing, ya que en la Conferencia de El Cairo de 1994 no había sido posible. Asimismo, remarcó que éstos no son sinónimo de identidad sexual, sino que los derechos sexuales se refieren a la capacidad de decidir si uno quiere tener relaciones sexuales, con quien y siempre de forma consensuada. Por este motivo resaltó que el abuso sexual es uno de los grandes problemas dentro de los derechos sexuales.

"La igualdad entre hombres y mujeres beneficia no sólo a la mujeres sino a toda la sociedad" - Bianco

Bianco sostuvo que Beijing fue un momento clave para avanzar con los derechos de las mujeres a nivel internacional y resaltó que la presencia de las ONGs fue muy importante para transmitir lo que los gobiernos no dicen –un rol reconocido por Naciones Unidas al pedir informes alternativos- y hacer más efectivo el proceso de seguimiento para saber qué hacen los gobiernos y los avances logrados.

Asimismo, comparó la situación con la que llegó la región a la Conferencia del 2014, Beijing +20, en comparación con otros países y regiones. La región latinoamericana se mostró más progresista que otros países del mundo, en contraposición con lo ocurrido 20 años atrás.

Bianco consideró que un gran problema es la diferencia existente entre lo regional y lo mundial. La CEPAL en 2014 aprobó un documento que ratifica el compromiso de Beijing con el objetivo de acelerar su implementación. Por lo cual la región ha avanzado y se encuentra más comprometida que el resto del mundo en continuar con esta agenda. Por este motivo, Bianco consideró necesario disociar el trabajo del país y de las ONGs locales con las del resto del mundo, analizando cómo conseguir a nivel internacional el objetivo de nuestras agendas.

Para finalizar, sostuvo que está de acuerdo con Storani en que el país ha hecho muchos avances en materia de legislación y que aún falta la implementación, pero resaltó que a pesar de sus fallas, la legislación es un primer paso muy importante a tener en cuenta.

"Los costos sociales de la violencia de género física, sexual y psicológica no solo tienen costos muy altos para la mujer, sino para la sociedad en su conjunto" - Thiteux-Altschul

A continuación expuso Monique Thiteux-Altschul, quien se centró en violencia de género. En primer lugar, consideró necesario adoptar un enfoque integral y multidisciplinario para conocer las causas y consecuencias de la violencia física, sexual y psicológica perpetrada sobre la mujer. Una de las consecuencias principales es el miedo y la inseguridad, razón por la cual muchas mujeres no abandonan a sus parejas violentas. Asimismo, la subordinación de la mujer al hombre es otra de las consecuencias, y debido a ello los abusos cometidos no suelen denunciarse.

Thiteux-Altschul señaló que entre las causas de la violencia de género se encuentran las relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres, la dominación de la mujer, la discriminación, la interposición de obstáculos contra su pleno desarrollo, las pautas culturales, las prácticas tradicionales y los actos de extremismo relacionados con la raza, religión, idioma y sexo que perpetúa la condición de inferiorioridad que se le reserva a la mujer en la familia, el trabajo y la sociedad. Además, la presión social, la vergüenza a denunciar, la falta de acceso a información, entre otras, agravan la violencia de género.

Posteriormente remarcó que actualmente el marco jurídico es el único lugar donde se cumple con la plataforma de acción de Beijing, por lo que son de gran importancia las leyes vigentes, sobre todo si se tiene en cuenta que en los últimos años se pasó de tener leyes sobre violencia familiar a tener leyes sobre violencia contra las mujeres, lo cual cambia completamente el paradigma.

Por otro lado, Thiteux-Altschul destacó que la adopción de la plataforma de acción de Beijing propone un enfoque integral y multidisciplinario para crear familias, comunidades y estados libres de violencia contra la mujer, lo que implica la igualdad y colaboración entre hombres y mujeres y el respeto y armonía que debe permear todo el proceso de socialización, además de una correcta distribución equitativa entre ambos de las tareas de la familia, requisito esencial para mejorar y consolidar el proceso de democracia. Por ello, Thiteux-Altschul pidió cambiar totalmente la conformación de la familia y la relación entre hombres y mujeres para que todas las tareas del cuidado estén distribuidas armónicamente entre hombres y mujeres.

Para finalizar, hizo referencia al problema que genera la falta de estadísticas y datos oficiales de violencia contra las mujeres, lo que dificulta la elaboración de programas y la vigilancia sobre los cambios. Asimismo, sostuvo que hace falta que todos los funcionarios reciban una correcta capacitación y que haya una perspectiva de género en todos los programas, acceso a los sistemas judiciales, canales de información para las víctimas sobre su derecho a tener compensación y asignar recursos suficientes del Estado.

"Los más grandes avances se han logrado cuando hay mujeres en los puestos de decisión más altos, por eso es clave la participación de las mismas en los procesos de toma de decisión" - Balzano

Finalmente tomó la palabra Andrea Balzano, quien se centró en analizar la función y las tareas de la Comisión Jurídica y Social de la Mujer, la cual surge como consecuencia que las mujeres no accedían de igual manera a ciertos derechos que promueven el desarrollo. La Comisión tuvo un rol muy activo al redactar y apoyar en las negociaciones de los principales hitos de las convenciones y tratados internacionales, como así también en la preparación y seguimiento a las conferencias mundiales de la mujer.

Balzano remarcó que en el aniversario de la plataforma de acción de Beijing hubo a nivel global eventos conmemorativos con distintos objetivos, entre los cuales se destacaron la necesidad de afianzar el compromiso político, limitar los alcances y no retroceder con respecto a lo obtenido, continuar generando conciencia, sistematizar más datos, visibilizar las distintas necesidades y movilizar recursos.

La expositora, además, calificó a Beijing como un punto de inflexión, principalmente en término de contenidos, en la estrategia de género a nivel global que consolida los acuerdos previos pero que también empieza a formular una lógica que posibilitó su posterior desarrollo.

Balzano concluyó resaltando la importancia de trabajar el empoderamiento de las mujeres al mismo tiempo que la igualdad de género, para conocer por ejemplo, si existe un impacto diferenciado entre las distintas políticas adoptadas.

Andrea BalzanoLicenciada en Ciencias Políticas, UCA. Máster en Desarrollo Internacional Sostenible, Brandeis University (Becaria OEA). Desde 2008 coordina Área de Género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Argentina para promover la igualdad entre hombres y mujeres a través de la incorporación del enfoque de género y el empoderamiento de las mujeres, tanto en la gestión interna de la oficina como en el trabajo con las contrapartes. Previamente trabajó en UNIFEM Región Andina, en organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, en el desarrollo e implementación de políticas públicas de género y desarrollo social

Mabel BiancoMédica. Feminista. Máster en Salud Pública y especialista en Epidemiología y Estadística Médica. Coordinadora de la Campaña Internacional Las Mujeres No Esperamos. Acabemos con la Violencia y el VIH. YA! Coordinadora del Grupo Internacional de Mujeres y el Sida -IAWC-. En 1989 fundó la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer -FEIM-, que promueve la igualdad y los derechos de las mujeres en Argentina y en América Latina y el Caribe. En 1983 creó el Programa Mujer, Salud y Desarrollo en el Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación. Desde 2012 es miembro electa del Grupo Asesor Regional de la Sociedad Civil de ONU MUJERES. En el 2012 creó el Comité de ONGs para CSW de América Latina y el Caribe, que co-preside. Asesora de organismos internacionales y fundaciones, autora de ocho libros y de más de 150 trabajos y artículos publicados. En el 2011 fue reconocida como una de las "cien personas comprometidas con las mujeres del mundo" por Women Deliver y fue elegida como una de las "150 mujeres que mueven el mundo", por la revista internacional Newsweek junto a The Daily Beast

María Luisa StoraniLicenciada en Sociología y en Trabajo Social. Fue Concejal de San Fernando en dos oportunidades (1994-2002) por la UCR. Militante feminista, fundó junto con otras correligionarias el CEDEM (Centro de la Mujer de San Fernando) una ONG de reconocida trayectoria en el Gran Buenos Aires para promover los derechos de las mujeres. Fundó la Comisión de la Mujer de la Fundación Sergio Karakachoff. Fue Diputada de la Nación (2009-2013), donde presidió la Comisión de Discapacidad e integró la Comisión de Reforma de los Códigos Civil y Comercial. Actualmente se desempeña como Directora del Observatorio de Derechos Humanos y Género de los bloques legislativos nacionales de la UCR. Es candidata al Parlasur

Monique Thiteux-AltschulLicenciada en Letras por la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Co-fundadora y Directora Ejecutiva de Fundación Mujeres en Igualdad. Dirigió los proyectos "La Generación Digital contra las Violencias de Género", "VIOLENCIA NUNCA! Amor adolescente", Mujeres por la Equidad y la Transparencia – UNIFEM / UNDEF y la Campaña Mundial "Un Mundo contra la Trata". Creó la "Red No a la Trata" y coordinó tres foros de Mujeres contra la Corrupción. Participó de paneles en congresos internacionales y en el Alto Comisionado de los Derechos Humanos, en Ginebra y de seminarios y talleres en la India, Marruecos y Uganda. En 2013 recibió en el Senado la distinción "Alfredo Palacios", por su lucha contra la trata, 2012 fue declarada "Personalidad destacada de los derechos humanos de las mujeres" por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires; en 2009 recibió el premio "Dignidad" de la APDH, en 2010 la Mención 8 de Marzo Margarita de Ponce 2010 por su aporte de género a las políticas públicas. El gobierno de Canadá le otorgó en 2010 una beca de Investigación. Es editora del libro Género y Corrupción. Como artista plástica expuso en numerosas galerías y museos de Argentina, Suecia, Bélgica, Francia y España. Creó y coordinó el grupo multimedia MITOMINAS

Más información:

"Beijing at Twenty: Evaluating Progress for the World’s Women", Rachel Vogelstein, Council on Foreign Relations
"The Beijing Platform for Action: inspiration then and now" - UN WOMEN

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742