La influencia del factor religioso en la política contemporánea

9 de septiembre de 2010
Sesión académica a cargo de Iván Petrella y Alejandro Lamberti
Por Laura M. Quesada González

"La violencia religiosa es consecuencia de que los violentos no entienden sus propias religiones; por tanto, cuando la religión es entendida correctamente, resulta pacífica"

Tras una breve introducción del Embajador Luis Mendiola, quien preside el Comité de Asuntos Africanos y Medio Oriente del CARI, se comentó sobre la relevancia de ésta conferencia y lo provocativo que resulta el tema para posibles futuras discusiones. Igualmente, el embajador resaltó la importancia de la especialización en los temas por parte de los exponentes.

Dio inicio a la conferencia Iván Petrella, quién comenzó cuestionándose si el factor religioso parecía ser un promotor de conflicto, o si lo que mayormente interesa es ver la relación entre religión y violencia. Para argumentar su exposición, en primer lugar, hizo una introducción general a la relación entre la religión y violencia; en segundo lugar, hizo una indagación más profunda de las raíces de la violencia en la religión y finalmente presentó reflexiones de cómo se relaciona ésta situación con el mundo actual.

A continuación expuso Alejandro Lamberti, quién se expresó a partir de su postura cristiana católica y enfatizó en la hermenéutica de las religiones y el sentido del pensamiento e interpretación de las mismas.

Inicialmente se indagó sobre la violencia religiosa y el uso del terrorismo religioso como prueba de que la religión esté opuesta al progreso y al desarrollo de la civilización moderna; para esto, se hizo referencia al desarrollo secular y sus implicaciones.

Una segunda postura estuvo compuesta por aquellos argumentos que afirman que incluso cuando el asesino dice que mata por una idea religiosa en nombre de Dios, éstos pensadores responden con un "no" rotundo, negando este tipo de acciones.

"La relación entre el judaísmo y el éxodo puede ser interpretada a partir de una moraleja sobre un Dios liberador que escucha el sufrimiento de un pueblo oprimido y viene a liberarlos. El éxodo es una narración simplista que resalta la violencia liberadora de Dios. En otra interpretación el éxodo enseña que la violencia de Dios y la violencia en nombre de Dios, son métodos legítimos para lograr justicia"

Petrella argumentó que las dos posturas anteriores son un error. En tanto que la primera no encaja dentro de un orden o parámetro internacional -pues se apoya solo en ideas ateas- y la segunda ignora el hecho de que la violencia se encuentre en todos los textos sagrados.

Una tercera postura resaltó que la Biblia y el Corán son textos que reflejan a un Dios muchas veces violento y que muchas veces promueve la violencia. Esto se convierte en una especia de justificación superficial y simplista sobre el uso desmesurado de la violencia, lo cual se debe a la mala interpretación de las escrituras.

Para lo anterior, los expositores recomendaron indagar sobre las líneas narrativas o estructuras narrativas que justifican o pueden justificar actos violentos, como el éxodo, el exilio y el Apocalipsis, siendo las dos primeras las que más se interpretan en el contexto del conflicto palestino.

Según el expositor, el caso de Israel y la guerra de los seis días, ejemplifica muy bien el caso de la tierra prometida. Sin embargo, los eventos actuales no coinciden mucho con la explicación bíblica. Casos específicos tienen los asentamientos judíos en territorio de árabes.

Igualmente una comparación entre las religiones del Islamismo y el Catolicismo debe enfocarse en el modelo de sociedad que les es impuesto a sus creyentes. Lamberti resalta: "cuando se piensa que la verdad absoluta puede llegar a ser régimen, ésta puede transformarse en violencia". Uno de los mayores problemas de la actualidad radica en que se trata de imponer la aproximación hermenéutica de cada individuo frente a las escrituras sagradas, apartando la idea de que éstas no son un objeto del cual se puede apropiar el hombre.

Esta manera de pensar el judaísmo tiene implicancias para pensar la democracia y el estado de derecho. Desde la explicación de la unificación del territorio según el sionismo, deben existir asentamientos en todo el gran Israel. Por otro lado si se anexa el territorio, también se incorpora una gran población árabe para lo que pueden ocurrir dos alternativas: darle derechos políticos a la población árabe, cuya consecuencia sería que eventualmente Israel dejaría -por razones demográficas- de ser un estado judío, o el no darles derechos, lo cual condicionaría a Israel a ser un estado apartheid.

En palabras de Petrella: "Hace 1.800 años un texto registra un debate entre sabios sobre por qué Caín asesinó a Abel. Éstos sabios, nombrando lo que impulsó a Caín a matar, quisieron buscar el origen de la violencia humana. Según uno de ellos, una hermana gemela nació con ambos y los hermanos se pelearon por quién iba a poseer a la única mujer disponible. Otro sabio argumentó que los hermanos decidieron dividirse el mundo entre ellos. Entonces, uno se atribuyó la ropa que vestía el hermano y le ordenó que se desnudara; el otro se atribuyó el suelo bajo los pies de su hermano y le grito: "¡volá!". Empezaron los golpes y corrió sangre. Un tercer sabio, un tal Rabino Levi, también dijo que los hermanos acordaron dividirse el mundo, pero agregó que uno se atribuyó la tierra donde se construiría el templo, el otro insistió que esa tierra era suya. Y como dice el texto bíblico, "Caín se levantó contra su hermano Abel y lo mató". La historia del fratricidio, según este Rabino, empieza con la discusión sobre quién sería el dueño de la tierra prometida".

"No existe un argumento para definir una guerra entre el Islam y el Occidente; lo que hay es una puja sangrienta y feroz dentro del Islam, el judaísmo y el cristianismo, que a veces se expresa globalmente"

Según el Islam, el exilio es la segunda línea narrativa que da forma a las imágenes violentas de Dios. A comparación con el éxodo que resalta la violencia liberadora de Dios, el exilio muestra cómo Dios castiga a su pueblo por los pecados cometidos, exaltando la violencia punitiva. Esta es una de las bases más importantes para entender cómo una de las formas más antiguas del poder del Islam termina bajo el dominio de culturas extranjeras a causa de la infidelidad de la población a su Dios. Demostrándose su castigo en la ocupación israelita.

A modo de conclusión, se define el mundo de hoy como "un choque de teologías", una especie de guerra civil que se expresa dentro de las distintas religiones, para definir el futuro de la misma. Un ejemplo de ello es el exterminio de los musulmanes en su mismo territorio.

Los expositores concuerdan en que la solución a los conflictos no es a través de las armas sino de la actividad cultural y el conocimiento de las religiones. Ya que hoy en día es un requisito para toda persona educada que se mueve dentro del mundo globalizado, donde el diálogo efectivo y diplomático con actores religiosos implica un conocimiento arduo sobre teología y tiempos de paz.

Iván PetrellaLicenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de Georgetown y Ph.D. en Religión y Derecho de la Universidad de Harvard. Es profesor de filosofía y religión en la Universidad de Miami, autor de dos libros y editor de otros dos. Es, además, co-editor ejecutivo de la serie "Reclaiming Liberation Theology" con la editorial inglesa SCM Press y miembro del comité asesor del Journal of Race and Religion. Ha dictado ponencias en el American Academy of Religion, Rethinking Marxism International Conference, el Radical Philosophy Association y el Foro Mundial de Teología y Liberación. Actualmente es Director Académico de la Fundación Pensar

Alejandro María LambertiDoctor en Teología, 2001 (Magna cum laude). Pontificia Università Gregoriana, Roma. Licenciado en Teología, 1996. Pontificia Universidad Católica Argentina. Bachiller en Teología, 1987 (Medalla de oro). Pontificia Universidad Católica Argentina. Se desempeñó como Investigador en el Proyecto del "Observatorio de la Deuda Social Argentina", UCA. Fue Miembro del Instituto para la Integración del Saber en esa misma Universidad y Coordinador del área "Religiones y Política" del Centro de Estudios Internacionales. Ejerció la docencia universitaria durante muchos años y tiene varias publicaciones, entre ellas "El conflicto de Medio Oriente visto desde la Teología cristiana de las religiones", publicado en la revista Consonancias

Más información:

Proyecto "Pensamiento Político Islámico Contemporáneo"
Judaísmo y el Estado de Israel
Judaísmo y Estado de Israel
Estado de Israel y religión
Letras Libres

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742