Marco regulatorio y contexto nacional y regional del agua

7 de agosto de 2013
Continuación del ciclo de jornadas sobre la crisis mundial del agua, un desafío del siglo XXI, organizado por el Comité de Estudios Ambientales Internacionales
Por Lucía Amigone Forte

El 7 de Agosto de 2013 se llevó a cabo en el CARI el segundo encuentro dentro de las "Jornadas sobre la Crisis Mundial del Agua, un desafío del siglo XXI", organizado por el Comité de Asuntos Ambientales Internacionales. En esta oportunidad, la temática a tratar fue el marco regulatorio del agua, a nivel nacional y regional.

La apertura y presentación del seminario estuvo a cargo de la Embajadora Elsa Kelly, quien expuso las primeras reflexiones en la materia. Recordó la importancia del hecho de que las Naciones Unidas hayan proclamado el Derecho Humano al agua en el 2010, y enfatizó sobre la necesidad de que los Estados tomen medidas concretas para la preservación y el cuidado de ese valioso recurso natural.

A continuación, tomó la palabra el Embajador Natalio Jamer, quien actualmente se desempeña como Director de Coordinación de Cuencas Hídricas del Ministerio de Relaciones Exteriores. Jamer describió las distintas tareas que lleva a cabo dicha Coordinación, y puso especial énfasis en las políticas y los organismos que actúan sobre la Cuenca del Plata.

El embajador mencionó la complejidad de coordinar acciones para el manejo de la Cuenca debido, principalmente, a la existencia de dos doctrinas completamente distintas: una es la doctrina geopolítica sobre el "dominio de nacientes" (que podríamos asociar con el Brasil), que de alguna forma, garantiza el control territorial; la otra doctrina es la geopolítica de "control de desembocadura" (que podríamos asociar con la Argentina), específicamente la del Río de la Plata, que implica tener un "dominio comercial" sobre todo lo que hace al transporte -tanto de cargas como de personas-, y la infraestructura para el mantenimiento de esa zona.

"Con nuestros socios de la Cuenca buscamos una forma independiente de financiarnos todos y que realmente estos estudios puedan tener una utilidad práctica en la cual el dominio del conocimiento sea exclusivamente nuestro". Jamer

En lo que hace específicamente a la Argentina, Jamer explicó que cerca del 30% de su territorio se encuentra dentro de la Cuenca del Plata, por lo que la conservación de la misma se vuelve sumamente importante. La misma constituye uno de los principales escenarios naturales en el cual transcurre la vida de los argentinos, y también representa un recurso sumamente estratégico a nivel regional.

En alusión a lo anterior, Jamer señaló las diferentes instituciones internacionales que han financiado estudios científicos en la Cuenca y establecido investigaciones. Ante esto, agregó que el Estado argentino se ha replanteado la posibilidad de "con nuestros socios de la Cuenca buscamos una forma independiente de financiarnos todos y que realmente estos estudios puedan tener una utilidad práctica en la cual el dominio del conocimiento sea exclusivamente nuestro". En otras palabras, el embajador Jamer apostó a que sea la región la que se comprometa "estratégicamente" a generar conocimiento y actúe sobre Cuenca del Plata.

Al finalizar su exposición, Jamer resaltó la importancia que cobra la Hidrovía Paraná-Paraguay para el Cono Sur. Para ejemplificarlo, relató que hace algunos años la Argentina tuvo un gran conflicto con Chile en lo que hace al transporte terrestre de cargas en tránsito, donde estuvieron en disputa un millón y medio de toneladas de carga. Este "se resolvió por negociación, con un conflicto muy serio, con camiones retenidos por fronteras, rechazados en fronteras, protestas de los trabajadores, protestas de los empresarios… un millón y medio de toneladas de carga. Hoy en la Hidrovía estamos hablando de un transporte que, solamente para este año 2013, está proyectado en alrededor de 17-18 millones de toneladas, y que dentro de 10 años se prevén 50 millones de toneladas". Para Jamer, la Hidrovía constituye un enorme proyecto que involucra grandes cantidades de actores e intereses, y que se configura como el gran desafío regional de los próximos años en lo que hace a la regulación, el mantenimiento y la infraestructura de la misma.

El segundo orador fue el doctor Leonardo Pastorino, profesor titular de Derecho Agrario de la Universidad Nacional de La Plata, quien abordó el tópico "Desafío para un nuevo régimen regulatorio del agua, un bien esencial".

Pastorino comenzó su exposición retomando las palabras finales del Embajador Jamer, e invitando a la audiencia a reflexionar sobre el impacto que podría llegar a tener la hidrovía para el medio ambiente. Planteó, de forma general, la contradicción actual que existe entre un sistema capitalista consumidor y demandante de recursos naturales, y la necesidad de proteger el ambiente para preservar la vida. Según él, esto surge del hecho de que "el derecho se interesó (…) por los recursos naturales siempre en primera instancia, por el régimen dominial o apropiativo de esos recursos, y siempre fue tras el interés económico de esos recursos (…) Nosotros tenemos la primera manifestación en el Código Civil, con el poder dominial de las aguas".

Posteriormente el profesor reveló que en la Argentina existe una yuxtaposición de normas nacionales y provinciales, como también de organismos que intentan regular diferentes cuestiones relacionadas con el uso y la tenencia del agua, las cuales generalmente se superponen entre sí o –peor aún- no llegan nunca a implementarse.

"Hay Provincias que se han apropiado del agua desconsiderando las necesidades de sus Provincias vecinas. Entonces, este concepto dominial o apropiativo choca con los derechos humanos y derechos ambientales". Pastorino

Manifestó, asimismo, su preocupación sobre la afectación o desafectación del dominio público del agua, que está confusamente reglamentada en las leyes argentinas. Y a modo de ejemplo, Pastorino explicó que, luego de la Reforma Constitucional argentina del año 1994 -donde se le otorgó el dominio originario de los recursos naturales a las Provincias- han surgido varios conflictos inter-jurisdiccionales debido a que "hay Provincias que se han apropiado del agua desconsiderando las necesidades de sus Provincias vecinas. Entonces, este concepto dominial o apropiativo choca con los derechos humanos y derechos ambientales".

A modo de conclusión, el profesor planteó que es necesario un cambio en la legislación actual para abarcar todas las problemáticas que han surgido hasta ahora –jurisdiccionales, reglamentarias, dominiales- donde sea el Estado el que evalúe y fiscalice el cumplimiento de la misma. No obstante, también le delegó parte de la responsabilidad a la ciudadanía, cuando expresó que debe ser ella quien controle el accionar de dicho Estado.

De este modo, Pastorino remarcó durante toda su exposición, que se torna imperioso un cambio en la conciencia ciudadana sobre el consumo y el cuidado del agua, para que las normas -actuales o futuras- ciertamente funcionen.

Más información:

Resolución 64/292: El derecho humano al agua y al saneamiento
Tratado del Río de la Plata y su frente marítimo (Ley 20.645)
Acuerdo de Transporte Fluvial por la Hidrovía Paraguay-Paraná (Ley 24.385)
Acuerdo sobre el Acuífero Guaraní (Ley 26.780)

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742