La delincuencia organizada transnacional en América Latina

Entrevista al Profesor Edgardo Buscaglia

El Profesor Edgardo Buscaglia obtuvo su postdoctorado en jurisprudencia y política social por la Universidad de California, en Berkeley y master y doctorado en economía y en derecho en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaigne. Es Asesor de las Naciones Unidas (UNITAR); director de International Law and Economic Development Center, Senior Scholar del Departamento de Derecho de la Universidad de Columbia – Fellow, Hoover Institution, Universidad de Stanford, profesor visitante en el Departamento de Derecho del ITAM (México) y presidente del Instituto de Acción Ciudadana. Ha participado desde 1989 como asesor del Banco Mundial, de las Naciones Unidas y del gobierno de los Estados Unidos en la provisión de asistencias técnicas para reformas legales y judiciales in situ en ochenta y seis países

Por Angie Hanawa, Visiting Fellow, Yale University, Análisis, 15 de julio de 2013

El lunes 8 de julio de 2013, el profesor Edgardo Buscaglia participó en una reunión del CARI sobre "Política exterior argentina en materia de Crimen Organizado Trasnacional". Con el propósito de conducir investigaciones en el norte del país, Buscaglia conversó con académicos de varias disciplinas sobre el nuevo rol de la Argentina en el combate del crimen organizado. Después de la reunión, se expandió sobre algunos conceptos

 

1.- Durante su charla, usted mencionó que es posible que en los próximos años tengamos que enfocarnos más en el vínculo entre el crimen organizado y la corrupción en América Latina. ¿Cuál es el mecanismo por el cual el crimen se ve envuelto con la política?

Bueno, la delincuencia organizada existe en todos los países del mundo en la medida que los anticuerpos institucionales se debilitan por desacuerdos en la clase política acerca de cómo implementarlos. O sea, se ven en los libros pero no se practican. Los grupos criminales van expandiendo sus rangos y su frecuencia de delitos. Una vez que ellos adquieren esta expansión, la delincuencia organizada en esa jurisdicción territorial adquiere más jurisdicción patrimonial, estos son los conceptos básicos de la economía. Ahora, ellos con esa capacidad patrimonial mayor son capaces no solamente de comprar más drogas y vender más drogas, comprar más armas y vender más armas, sino que además son capaces de controlar el entorno social y político con mayor facilidad. Comprar voluntades. Tú compras voluntad social a través de generar trabajo como la mafia en Italia. Tú compras voluntad política a través del financiamiento de campañas electorales. Entonces, una vez que el rango de delitos aumenta, la capacidad patrimonial de estos grupos criminales aumenta debido a esos vacíos institucionales cada vez más en descontrol. Lo que sucede es que la corrupción política va en crescendo hacia arriba ya que con el dinero adicional se van comprando más intermediarios, más gobernantes, más funcionarios, más ministros y va aumentando la jurisdicción política de los grupos criminales. Claro, no solamente un grupo puede hacer eso, normalmente hay varios grupos haciendo eso porque un grupo criminal no se dedica a todos los tipos de delitos organizados [i], unos se dedican a cinco, otros se dedican a siete. Entonces, vas encontrándote que diferentes grupos van comprando diferentes áreas del Estado, como en un supermercado, y utilizan esas áreas del Estado logísticamente. Si yo tengo que controlar a la policía municipal, esa policía está ahí para dejarme hacer lo que quiero, también protege mis cargamentos, también protege mis sistemas de transporte y almacenamiento; básicamente se tiene como una parte logística de tu organización. Cuanto más poder patrimonial tienen estos grupos por los vacíos institucionales, más capacidad tienen ellos para fragmentar el Estado cada vez más. El Estado argentino, el Estado mexicano, colombiano, etc. se vuelven un queso gruyere. Uno se va encontrando que la mano derecha no sabe lo que está haciendo la mano izquierda e implementar políticas públicas se vuelve imposible. No porque todo el mundo sea corrupto, sino porque diferentes partes del Estado le pertenecen a diferentes grupos criminales. Lo más difícil es que cuando eso sucede, estos grupos utilizan a esos fragmentos del Estado para neutralizar a los demás grupos criminales. Mandan a la policía municipal para que asesinen a miembros de un grupo rival. Es así como la violencia comienza a aumentar, en esa competencia entre grupos utilizando a partes del Estado. En todo este esquema, la corrupción es un catalizador de más violencia porque cuanta más corrupción tú compras, más uno puede generar violencia contra otros grupos que te están desafiando en cualquier mercado en que estás involucrado. Esta es un poco la historia en concreto.

 

2.- Y si no me equivoco eso es lo contrario a lo que usted denominó como pax mafiosa ¿no es verdad?

La pax mafiosa ocurre cuando los grupos estabilizan su control territorial, ya sea porque el Estado es fuerte entonces se cotan en sus delitos y no generan cortocircuito entre ellos y dejan de ser notorios. La idea es dedicarte a delitos de menos impacto social, donde un Estado fuerte no los esté neutralizando. Dedicarse al juego, a temas de prostitución, partes de autos robados, etc. pero no se meten en los delitos más complejos y más graves como el tráfico de personas, el tráfico de armas y otros que sean factibles que un Estado fuerte como el ruso o el alemán sí traten de neutralizar. Ambos son Estados que tienen la capacidad de imponer castigos a estos grupos si no hacen lo que el Estado quiere, ambos Estados tienen la fortaleza necesaria para imponer premios y castigos. En la medida que eso suceda, el grupo criminal trata de estabilizar su control territorial, dentro de ese territorio trata de estabilizar su control de algunos mercados y servicios en donde no esté desafiando al Estado y sus retornos aumentan en ese sentido dentro de ese ámbito. En la medida que el Estado entra en transición, como el ruso va a entrar algún día, los controles autoritarios del gobierno se van a desmantelar, no se van a reemplazar inmediatamente con ningún otro control y es ahí donde estos mismos grupos van a pasar a expandir y diversificar sus delitos y su capacidad patrimonial. Es así como pasan a comprar nuevamente a diferentes facciones del Estado ruso. Esa es la situación de la Argentina ahora, por ejemplo. Por eso mi predicción era que de alguna manera el gobierno argentino a través de una ausencia de impacto político, en las diferentes facciones y partidos, no logra implementar controles patrimoniales, legislativos, administrativos, judiciales, más efectivos que los de ahora, por lo que es posible que el Estado argentino se vaya a fragmentar y los grupos se vayan a expandir. Además, estos grupos podrían atraer más grupos del exterior a la Argentina, que fragmentarían al Estado aún más, generando episodios de violencia más intensa que los que hasta hoy se están viendo en la Argentina. Ese nivel es un poco más grave, claro, pero hay que estar preocupados porque de acá a unos tres o cuatro años, el Jefe de Estado se va a encontrar con un Estado fragmentado en donde él o ella será un Primus inter pares, que es lo que queremos evitar.

 

3.- Y si es que, o más bien cuando estos niveles de crímenes lleguen a niveles internacionales, ¿qué tipos de conflictos veríamos con los países vecinos?

Vas a comenzar a ver que estos grupos criminales actúan de manera transnacional, cruzando fronteras hasta Brasil, Paraguay, Bolivia, sin la capacidad del Estado argentino de impedir el pasaje de servicios ilícitos. Eso obviamente implica un ataque a la soberanía de los otros Estados porque en la medida que fragmentos del Estado argentino estén involucrados y no puedan controlar la distribución de bienes y servicios, armas, personas, etc. de un lado al otro de la frontera, eso va a ocasionar varios cortocircuitos entre los países limítrofes; entre los Estados vecinos y el argentino. En el fondo lo que sucede es que, como en el caso mexicano, en estos países se produce la fragmentación del Estado y comienzan a exportar inseguridad -inseguridad humana e inseguridad nacional. Inseguridad nacional en el sentido que se desestabiliza la integridad de los Estados vecinos, control territorial por ejemplo, a medida que el Estado argentino no tiene capacidad de frenar los flujos de armas o de personas de una forma u otra. De esta forma desestabiliza el control territorial del Estado paraguayo, brasilero, etc. y atenta contra la seguridad nacional de los países vecinos. En la medida que también la Argentina expande operaciones en los países limítrofes, a modo de control de la situación, también exporta inseguridad humana. Esto ya equivale a un problema en términos nacionales y a un problema regional.

 

4.- ¿Se vería ahí entonces un caso de cooperación entre los países afectados?

Es que con un Estado fragmentado cuya clase política no logra pactar autonomía de fiscales, existencia de unidades de investigación patrimonial, etc. puede firmar todos los acuerdos bilaterales de cooperación que quiera, pero van a quedar en letra muerta y la implementación va a ser imposible del lado del Estado donde existen estos vacíos institucionales. Entonces, no es falta de capacidad de firmar acuerdos, sino la falta de capacidad de implementarlos.

 

5.- Otro tema que se trató en la charla es la convivencia que se puede dar en algunos casos entre la gente, el público y la corrupción política. Es decir, que aunque el público sepa de su existencia, no hay una gran reacción de parte de éste. ¿Hasta qué punto se puede dar eso? ¿Debe haber un evento explosivo para suscitar una reacción y movimiento ante la corrupción?

Una cosa que muchas veces no se dice es que el tejido social varias veces recibe beneficios de la presencia de estas empresas dedicadas a actividades ilegales. Muchas veces ellos se disfrazan de brokers, se disfrazan de empresas de importación y exportación, se disfrazan de empresas de construcción, de empresas turísticas, que al final de día generar trabajo, generan un flujo financiero. Y no me refiero a las clases menos pudientes, la clase media también. La sociedad muchas veces se beneficia de la presencia de estos grupos en la medida que no generen violencia extrema. La economía de muchas de las regiones en donde estos grupos imperan se financia gracias a las actividades de turismo. Mientras esos beneficios puedan seguir fluyendo a la sociedad, desagregada, desorganizada, ésta no tiene capacidad de reacción ante esta situación. Reacciona claro, cuando ya están masacrándole a sus hijos y llegamos a los niveles de Ciudad Juárez en México, pero mientras tanto hay una pasividad que yo no llamaría complicidad pero digamos que pasividad por desorganización. Al final del día son fuentes de trabajo. Tú vas a Michoacán, México y te encuentras con canales de desagüe y sistemas de irrigación construidos por la familia Michoacana, que es una organización criminal.

 

[i] Tipos de delitos organizados monitoreados en 107 países: (1) Actos de terrorismo, (2) Contrabando de bienes y servicios diversos, (3) Ejecuciones de funcionarios públicos, (4) Extorsión, (5) Falsificación de dinero/bonos/valores, (6) Falsificación de documentos, (7) Fraudes de tarjetas de crédito, (8) Homicidios calificados, (9) Infiltración patrimonial, (10) Lavado patrimonial, de dinero y otro tipo de patrimonio, (11) Lenocinio, (12) Lesiones, (13) Piratería de productos diversos, (14) Pornografía, (15) Robo de vehículos, (16) Secuestro, (17) Tráfico de armas, (18) Tráfico de cigarros, (19) Tráfico de estupefacientes, (20) Tráfico de indocumentados, (21) Tráfico de material radioactivo, (22) Tráfico de personas, (23) Trata de personas.
Buscaglia, Edgardo. (Marzo 2010) "México Perdió la guerra" página 95-101. Instituto de Acción Ciudadana.
(en línea) Dirección URL: http://www.institutodeaccionciudadana.org/docs/documentos/5.pdf

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742