Camboya, una nación arrasada. El juicio al Khmer Rouge y su aporte a la consolidación de un Estado de Derecho

11 de abril de 2012
Sesión académica cargo del Dr. Ignacio Tredici, organizada por el Instituto de Derecho Internacional
Por Tamara G. Quiroga

La presentación del Dr. Tredici tuvo como eje principal lo ocurrido en Camboya entre los años 1975 y 1979 y el actual juzgamiento de los individuos responsables por la comisión de crímenes internacionales. Los juicios han sido llevados a cabo por un Tribunal Interno Internacionalizado, creado mediante un acuerdo entre Camboya y la Organización de las Naciones Unidas para el establecimiento de Salas Especiales para el enjuiciamiento de los acusados.

El expositor comenzó su presentación aludiendo al documental "Return to year zero" del periodista y reportero australiano John Pilger, quien en 1979 logró llegar a Camboya luego que los líderes del Khmer Rouge fueran depuestos por tropas de Vietnam. Allí se compara al centro de detención S21, el más importante del régimen Khmer Rojo, como el "Auschwitz de Asia".

Tredici mencionó luego que a raíz de la investigación que el Tribunal ha realizado, se pudo establecer que más de 12.000 prisioneros fueron torturados y ejecutados en S21 por la Santebal, la policía secreta del régimen. Alrededor de 2.500.000 personas muertas fue el saldo de lo que ha sido señalado como el "Holocausto asiático".

El disertante mencionó que el objetivo ideológico del régimen del Khmer Rojo era la construcción de un mundo nuevo, de un hombre nuevo, y que en esa línea de pensamiento cualquier individuo que hubiera tenido contacto con algún elemento extranjero, o que fuera identificado con la sociedad capitalista o de consumo, era identificado como opositor al régimen, pudiendo ser ejecutado o sometido a torturas.

Seguidamente el expositor hizo referencia a la creación del tribunal que interviene en el juzgamiento de los líderes del Khmer Rouge, acusados de la comisión de crímenes internacionales. El establecimiento del tribunal se debió un pedido de asistencia del gobierno camboyano a las Naciones Unidas en 1997. Se trata de un tribunal novedoso y algunos críticos temen que no resulte demasiado exitoso. En Sierra Leona y en otros Estados, tales como Irak y el Líbano se han establecido, en forma similar, jurisdicciones internas internacionalizadas establecidas para el juzgamiento de aquellos supuestos responsables por la comisión de crímenes internacionales.

En relación con el caso particular de Camboya, se trata de Salas Especiales dentro de la justicia camboyana y en Naciones Unidas se encuentran la misión de Asistencia al Tribunal del Khmer Rojo, siendo allí donde el orador desempeña su función como Jefe del Equipo Jurídico de la Oficina del Co-Juez de Instrucción Internacional. La estructura del tribunal prevé que los órganos que lo integran estén compuestos en su mayoría por funcionarios judiciales camboyanos, además de los funcionarios internacionales.

En cuanto a la competencia que tienen las Salas Especiales para el ejercicio de su jurisdicción, el expositor describió que está limitada a aquellos crímenes internacionales cometidos en el territorio de Camboya entre el 17 de abril de 1975 y el 6 de enero de 1979. Además, la competencia material es sobre el crimen de genocidio conforme a la definición contenida en la Convención para la Prevención y la Sanción de ese crimen adoptada en el año 1948, crímenes de lesa humanidad acorde a la definición del Estatuto de Roma adoptado en 1998 para el establecimiento de la Corte Penal Internacional, graves violaciones de la Convención de Ginebra de 1949 y otros crímenes definidos en el Capítulo II del Acuerdo para el establecimiento de las Salas Especiales conforme su promulgación del 10 de agosto de 2001.

El expositor continuó señalando la estructura de los órganos de las Salas Especiales, e indicó la existencia de tres Salas que cumplen funciones jurisdiccionales. La Sala de Cuestiones Preliminares y la Sala de Enjuiciamiento están formadas por tres magistrados camboyanos y dos internacionales, y allí las decisiones requieren al menos cuatros votos afirmativos. Por su parte, la Sala de Apelaciones está formada por cuatro magistrados de Camboya y tres magistrados internacionales, y allí las decisiones deben ser tomadas con al menos el voto afirmativo de cinco de los siete integrantes. El tribunal está compuesto, además, por otros órganos: la Oficina de Co-jueces de Instrucción y la Oficina de Co-Fiscales, ambas oficinas compuestas por un funcionario camboyano y otro internacional. El orador manifestó que muchas veces surgen problemas para la toma de decisiones en virtud de los inconvenientes de interferencias del poder judicial camboyano con el funcionamiento del tribunal, lo que ha dado lugar a denuncias importantes que crearon situaciones aún difíciles de superar.

Actualmente el tribunal tramita cuatro casos. El primero, contra Kaing Guek Eav, alias Duch, director de S21; y el segundo, contra los cuatro líderes del régimen con mayor rango que aún se encuentran con vida: Nuon Chea, Ieng Sary, Khieu Samphan, y Ieng Thirith. Con respecto al tercer y al cuarto caso -que actualmente se encuentran en etapa de investigación-, sería contra varias personas sospechadas por la comisión de crímenes internacionales; no obstante, se presentaron inconvenientes debido a que el magistrado camboyano que integra la Oficina de Co-Jueces de Instrucción tiene intención de desestimar las acusaciones, mientras que el magistrado internacional de esa oficina quiere continuar el proceso de estos dos últimos casos. "Estas diferencias han provocado el cambio de tres jueces internacionales", sostuvo Tredici.

Posteriormente, la presentación versó sobre algunos elementos históricos del régimen Khmer Rojo. Explicó que el régimen tuvo su origen en el seno del partido comunista de Camboya, heredero del partido comunista de Indochina entre 1930 y 1951. El expositor afirmó que con la independencia de Camboya en 1953, luego de ser un protectorado francés, los Khmer Rojos se distanciaron de los vietnamitas, con quienes se habían enfrentado por tres décadas. De esta manera comenzó el partido de los Khmer Rojos en una reunión en Phnom Penh en 1960, y el segundo congreso tuvo lugar en 1963. Tredici agregó que en aquel momento el Rey de Camboya – Norodom Sihanouk- intentó erradicar al partido que se oponía a su gestión política. En consecuencia, en 1963 la mayoría de los líderes del Khmer Rojo estuvieron en la clandestinidad en Vietnam, hasta que en 1965 el partido de los trabajadores se incorporó al Partido Comunista de Camboya. El disertante profundizó que, conforme a las evidencias de la investigación realizada en el Tribunal, entre 1965 y 1968 sucedieron acciones violentas en el marco político de la guerra de Vietnam, las cuales tendrían origen en el lado camboyano de la frontera con Vietnam.

El relato histórico del expositor continuó con lo sucedido el 17 abril de 1975, cuando el ejército del Khmer Rouge tomó Phnom Penh, el cual funcionaba en secreto en aquel entonces. De acuerdo con las investigaciones, los personajes con mayor protagonismo interactuaban con seudónimos y las oficinas tenían nombres que iban variando con el tiempo. Tredici describió que el secreto era funcional a su propia causa, hasta que se dieron a conocer en 1976.

Para concluir la presentación Tredici mencionó cómo estaba estructurado el régimen del Khmer Rouge, aludiendo a la existencia de un Comité central, un Comité de activos y una Asamblea del pueblo (sin función real en cuanto a la toma de decisiones). El Comité de activos estaba presidido por Pol Pot y tenía como integrantes principales a la mayoría de los acusados hoy por el Tribunal, y allí se tomaban decisiones sobre la política del Estado totalitario en su máxima expresión y sobre el destino de la población. El orador mencionó también que los Ministerios del régimen tenían distinto peso en la toma de decisiones de acuerdo al área en cuestión, destacándose Defensa y Economía. Agregó que todas las oficinas ministeriales del régimen fueron difíciles de investigar porque sus escritos estaban en claves, situación que dificultó la búsqueda de información por parte del Tribunal.

Por último el Dr. Tredici mencionó algunos detalles del segundo caso, en el que se analiza la responsabilidad de cuatro acusados, los antiguos líderes del régimen, que formaron lo que se encuadraría en una "empresa criminal conjunta" con ciertos fines lícitos y medios criminales. En este contexto, manifestó que el enjuiciamiento tiene lugar por la comisión de crímenes internacionales en diversas situaciones constitutivas, tales como el desplazamiento de la población, la evacuación de Phnom Penh, el matrimonio forzado, la persecución de minorías, la creación de centros de detención que permitían imponer políticas de Estado a través de la represión, la persecución de los elementos sospechados de no participar o de ir en contra del dictum del Estado, y la existencia de 200 centros de detención de los cuales 12 están siendo investigados conjuntamente con 6 campos de trabajo forzado.

El objetivo común de esta "empresa criminal conjunta" era implementar una rápida revolución socialista a través de un "gran salto hacia adelante" por los medios que fueran necesarios y los objetivos declarados eran los relacionados con la creación de una supuesta sociedad agraria sin distinción de clases, pero en definitiva se creaban categorías humanas sobre la base del llamado "pueblo nuevo" y el "pueblo viejo", y sobre esa base se discriminaba y se violaban los derechos del pueblo. Otras medidas del Régimen fueron la abolición de propiedad privada, la abolición del dinero, del mercado y las ciudades. Además, de la existencia de una vida colectiva y en cooperativas, con vínculos familiares disueltos, y donde era común el casamiento forzado de parejas con el fin único de la procreación, considerando al Estado como la única familia.

El expositor finalizó su conferencia esgrimiendo la importancia que actualmente tiene la función del Tribunal para lograr la prevención de la comisión de crímenes internacionales de las características de aquellos cometidos en Camboya entre 1975 y 1979.

Ignacio TrediciAbogado por la Universidad Nacional del Litoral. Realizó un LLM en Derechos Humanos, Derecho Penal Internacional y Transnacional en la Università degli Studi di Teramo. Ha sido Fiscal Adjunto ante las Cámaras de Jucio y Fiscal ante la Cámara de Apelaciones del Tribunal Penal Internacional para Rwanda. Luego se desempeñó como Funcionario de Derechos Humanos en la Oficina de Naciones Unidas para el Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Actualmente es Jefe del Equipo Jurídico de la Oficina del Co-Juez de Instrucción Internacional del Tribunal Khmer Rojo (United Nations Mission of Assistance to the Khmer Rouge Trials, Extraordinary Chambers in the Courts of Cambodia)

Más información:

Extraordinary Chambers in the Courts of Cambodia
UNKART - United Nations Assistance to the Khmer Rouge Trials
Cambodia Tribunal Monitor

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742