Turquía, Irán y el mundo árabe: un Medio Oriente en proceso de cambio

3 de septiembre de 2010
Sesión académica a cargo de Urzi Rabi, Jefe del Departamento de Historia de África y Medio Oriente de la Universidad de Tel Aviv
Por Federico Dall'Ongaro

Tras una breve reseña en la cual el Embajador Luis Mendiola, quien preside el Comité de Asuntos Africanos y Medio Oriente del CARI, informó al público presente acerca del extenso desempeño académico del profesor  Urzi Rabi, el mismo comenzó su disertación mencionando determinadas tendencias que podemos visualizar actualmente en la región de Medio Oriente.

En primer lugar, el profesor remarcó las diferencias consustanciales que podemos encontrar en la región de Medio Oriente entre los siglos XX y XXI. La primera de ellas se refiere a que, mientras en el siglo XX el estudio de la región se situaba principalmente en los países árabes -entre ellos Egipto, Arabia Saudita y Siria principalmente-, en el Siglo XXI han cobrado extrema relevancia otros actores no árabes de la región -principalmente Irán y Turquía-. Para el profesor Rabi, ambos actores buscan consolidar su hegemonía en la región a expensas de los Estados Árabes. Su perspectiva es que una guerra Fría está emergiendo en Medio Oriente. El significado de dicha afirmación daría a entender que el enfrentamiento entre palestinos e israelíes no es el único conflicto y que la ecuación de poder en Medio Oriente está atravesando una etapa de cambio.

En segundo lugar, otra de las tendencias que el profesor Urzi Rabi denota es la emergencia de lo que denomina "failed states" en Medio Oriente. El concepto hace referencia a la inocente perspectiva sobre algunos de los Estados de la región. El ejemplo más destacado que se puede observar es el caso de Yemen. El profesor argumenta que los espacios de control por parte del régimen central se han visto reducidos significativamente, pudiendo evidenciarse la presencia de actores subestatales como Al Qaeda en partes del territorio de Yemen. Seguidamente, con marcado énfasis, el profesor Rabi soslayó que no será posible resolver los conflictos en la región a menos que dejen de haber estados fallidos.

"El enfrentamiento entre palestinos e israelíes no es el único conflicto y la ecuación de poder en Medio Oriente está atravesando una etapa de cambio"

La tercera tendencia que podemos observar en Medio Oriente según el profesor Rabi se refiere a la particular comprensión que Europa posee acerca del funcionamiento de Medio Oriente. Mientras que en el siglo XX se miraba a la región desde un enfoque estrictamente académico, en el Siglo XXI se ha llegado a comprender que los eventos allí sucedidos poseen un impacto directo en Europa, especialmente en aquellos países con gran cantidad de habitantes de extracción musulmana. Según el profesor, esta tendencia tenderá a fortalecerse. Por lo tanto, concluye el profesor Rabi que las consecuencias de los eventos producidos en Medio Oriente tienden a rebasar su espacio fronterizo e impactar directamente en el continente europeo.

En cuarto lugar, y en concordancia con las tendencias mencionadas anteriormente, el profesor manifiesta que resulta necesario para las clases dirigentes en Medio Oriente emprender un manejo eficaz de las manifestaciones de radicalismo en la región. Entre las medidas que deben ser tomadas, se encuentran el despliegue de lazos cooperativos en el área de la inteligencia. Dichas medidas, correctamente articuladas, permitirían el encauzamiento de las fuerzas de tinte radical.

Por ultimo, el profesor Rabi acentúa la unicidad de Medio Oriente como región. "Ésta es una región en la que la historia es más importante que el presente", argumentó el eximio profesor. Para su correcta y acabada comprensión es necesario un completo conocimiento de su riqueza cultural, lingüística y social.

Luego de las precisas e interesantes observaciones realizadas por el Dr. Urzi Rabi acerca de la región de Medio Oriente, se abrió espacio para la ronda de preguntas.

En primer lugar, el moderador realizó una breve reflexión acerca de la intrincada relación entre petróleo y política que puede observarse en Medio Oriente. Seguidamente, se preguntó al profesor Rabi qué implicancias tiene en términos estratégicos el hecho de que Medio Oriente sea el área más importante en el mundo en materia de producción de energía en petróleo y gas.

"Las consecuencias de los eventos producidos en Medio Oriente tienden a rebasar su espacio fronterizo e impactar directamente en el continente europeo"

Tras manifestarse en grato acuerdo con los comentarios anteriormente realizados, el profesor Urzi Rabi comenzó por destacar que el Golfo Pérsico es -metafóricamente hablando- el centro de la política internacional actualmente. Para el catedrático, lo que allí sucede no puede relacionarse solamente con la cuestión del petróleo, sino que si se realiza un detallado análisis del funcionamiento de la región puede descubrirse que las animosidades entre los estados provienen de tiempos lejanos, en el transcurso de los cuales el Imperio Persa ha extendido su hegemonía en la región. "Si uno quiere entender qué es lo que realmente sucede en la región no solamente debemos mirar el enfrentamiento entre palestinos e israelíes, sino que debemos poner los ojos sobre el Golfo Pérsico", argumentó el profesor. Las problemáticas acontecidas en Medio Oriente tienden a abordarse desde la lógica de la presencia de petróleo y gas en la región, tergiversando el verdadero significado de los eventos.

En cuanto a la presencia de potencias extranjeras en el golfo Pérsico, argumentó que la situación se ve aún más oscurecida si tenemos en cuenta la presencia de elementos "puritanos" en las clases políticas y religiosas, que consideran la presencia de potencias extranjeras como expresión de la corrupta política de Arabia Saudita. Esto, a su vez conduce a que -producto del rechazo por parte de los estados de Medio Oriente- Estados Unidos deba reorientar el direccionamiento de su política exterior. "La presencia de Estados Unidos en la región resulta paradójica, ya que, a pesar de la necesidad de su presencia, la misma produce a su vez el aumento en el nivel de tensiones", expuso el profesor.

La segunda pregunta fue si la posible y futura solución del problema entre palestinos e israelíes podría ayudar a la definitiva solución de la mayoría de todos los conflictos en Medio Oriente, a excepción del radicalismo e integrismo musulmán, el cual excede a la región.

"Resulta necesario para las clases dirigentes en Medio Oriente emprender un manejo eficaz de las manifestaciones de radicalismo en la región"

Ante la interesante pregunta, el profesor Rabi contestó que para evaluar las posibilidades de paz que el conflicto posee, habría que considerar las mutuas percepciones existentes entre Palestina e Israel. Mostrando un elevado grado de concordancia con lo planteado, Rabi argumentó que el plan de paz propuesto por Arabia Saudita en el año 2002, el cual propone el retiro de Israel a sus fronteras de 1967, resulta inconcebible. Para el profesor no se debe intentar poner solución al problema concurriendo a la mesa de negociaciones con grandes expectativas. Débese, en cambio, comenzar con aquellos puntos que resulten de mas fácil solución hasta avanzarse hasta los mas problemáticos e intrincados.

El tercer interrogante fue como ve el profesor Rabi la actual situación en Medio Oriente, considerando que Irán está emergiendo como potencia regional e Irak se encuentra dividido.

Luego de  agradecer la pregunta, el profesor Rabi comentó que gran parte de la vida económica de Irak actualmente se encuentra manejada por Irán, quien ejerce su influencia a través de diversas empresas, como por ejemplo en el área de la electricidad o la industria automotriz. "También podemos encontrar lazos de cooperación entre la población kurda en Irak y el gobierno de Irán", comento el profesor Rabi. Esto demuestra que la influencia de un país sobre otro es vasta. "Irán no quiere conquistar Irak; solo quiere tener lazos de influencia, teniendo en cuenta el retiro de las tropas norteamericanas de la región", pronuncio el conferenciante. El rol de Egipto en la región actualmente es de suma importancia; el traspaso de autoridad resulta vital para la estabilidad.

La cuarta pregunta al profesor Rabi fue si cree que la estabilidad en Medio Oriente puede lograrse a través de la ocurrencia de una gran crisis en la región. Ante dicho interrogante, Urzi Rabi contestó que desde su perspectiva no cree posible que una situación traumática pueda logra estabilidad en la región. "La paz en Medio Oriente no puede ser genuinamente lograda, ya que la paz proviene del corazón de las personas", resaltó. Sin embargo "debe usarse la geopolítica como instrumento para estabilizar la región, se debe paciente y avanzar en las negociaciones paso a paso", destaco.

Además, haciendo referencia a la mediación por parte de Estados Unidos en el conflicto entre palestinos e Israelíes, el profesor de la Universidad de Tel Aviv destacó que es necesario tener un profundo conocimiento de la región para cultivar éxitos considerables; con esto se refiere no solo a su dinámica política sino también al conocimiento profuso de su religión, sus lenguas, etc.

Llegando al final de la sesión académica, se preguntó al profesor Rabi si, de acuerdo a su perspectiva, considera que el quiebre de la alianza entre Turquía e Israel constituye un gran costo político para este último, y cual será en el futuro el rol de Turquía en la región.

"Hoy en día Turquía es el estado mas importante de la región", argumentó el profesor Rabi. El actual comportamiento externo del país está en concordancia con la visión que su presidente y su ministro de relaciones exteriores tienen acerca del funcionamiento político de la región. Definitivamente, para Israel es negativo el alejamiento de Turquía.

Para concluir su disertación el catedrático Urzi Rabi incitó a la audiencia que se siga interesando sobre temáticas de Medio Oriente, y concluyó que la región resulta extremadamente rica en sus dimensiones culturales, sociales y religiosas.

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742