La actualidad de los mercados financieros en los países emergentes

13 de agosto de 2013
Ciclo sobre los desafíos de la época para los mercados emergentes, sesión académica a cargo de Miguel Ángel Gutiérrez, organizada por el Grupo de Trabajo sobre Mercados Emergentes
Por Julia Vater Fernández

El martes 13 de agosto de 2013, Miguel Ángel Gutiérrez ofreció una sesión académica en el CARI sobre los desafíos de los mercados financieros en los países emergentes.

El expositor comenzó la sesión a través de un breve recorrido sobre la agenda de mercados financieros en países desarrollados, para continuar con un análisis sobre los mercados financieros en países emergentes. Compartió algunas ideas sobre factores clave de inversión futura, desde una perspectiva no tanto financiera sino de "private equity" (capitales privados) y abordando las cuestiones que preocupan a los inversores en países emergentes.

El disertante sostuvo que los mercados financieros de los países desarrollados se encuentran en un período de normalización general, después de la crisis global. Se espera para los próximos años crecimientos débiles, subóptimos y por debajo de lo que se verificó en los años previos al 2008. Si bien remarcó las diferencias entre las situaciones del mercado financiero en Estados Unidos, Europa y Japón, señaló que la reducción del nivel de apalancamiento es sustancial en todos los casos, tanto en el sector privado como en las familias. Mostró su preocupación por los altos niveles de desempleo general y por las ayudas que ofrecieron los gobiernos y bancos centrales con sus respectivos impactos en la inflación. Explicó que la inflación es una problemática ya que terminará llevando a la deflación, lo cual es de suma relevancia a la hora de pensar en mercados financieros en países emergentes a futuro. Otro elemento relevante para su análisis fueron las tasas de interés, que espera sean bajas para los próximos años.

Gutiérrez destacó que el experimento japonés pareciera ser exitoso como mecanismo para sortear la crisis, debido a que este modelo se basa en el ahorro doméstico volcado en el consumo. De todas formas, no ignoró los posibles riesgos, como el abandono del tipo de cambio por el temor a la moneda. Seguidamente, destacó el impacto que ha tenido la crisis en los mercados financieros en países desarrollados en términos de deuda y deterioro de las cuentas fiscales.

En cuanto a los mercados financieros en países emergentes, Gutiérrez observó el caso Chino. Resaltó que fue el cambio sustancial de la dinámica, en el mix de crecimiento, el que llevó a un mayor consumo doméstico, con una gran demanda de commodities industriales. Consideró que en el mediano plazo la demanda va a seguir sostenida, a pesar de no poder apreciarse así en el corto plazo.

El experto aseguró que las autoridades chinas han tomado una posición bastante dura respecto a las restricciones crediticias, acentuándose no tanto en el mercado de desarrollo de bienes raíces como en las posiciones de balance fuera de los bancos. En palabras del expositor: "el proceso de urbanización es inherente al proceso de desarrollo de mediano plazo en China, y eso no lo van a frenar, más allá que frenen las viviendas, y propiedades de bienes de lujo. Las ventas residenciales se encuentran en el punto más alto de incremento en el año. Para dar magnitudes, de ventas semestrales de propiedades residenciales en China hablamos de 469 millones de dólares. ¿Qué quiere decir esto? Que con mayor consumo, este proceso de urbanización intenso va a estar afectado por el movimiento sustancial en el tipo de cambio".

Explicó, también, que la producción energética cayó significativamente, al igual que el transporte ferrocarril y la actividad industrial (encontrándose en los valores mínimos de 2008-2009). Sin embargo, y a pesar de estas bajas en la producción, las ventas minoristas se encuentran en un período de mejora. Gutiérrez reveló que este fenómeno sólo se explica a través de un cambio en la composición del crecimiento chino, lo cual tendría serias implicancias en el mercado mundial. Observó que con mayor consumo y mayor urbanización, afectados por los movimientos sustanciales del tipo de cambio, y con una moneda que se ha depreciado en la mayoría de los países de forma sustancial, este cambio será más permanente.

"Los mercados emergentes tienen una situación muy buena, y es lo que en parte hace que estos mercados sean resistentes a los shocks externos"

Durante sus investigaciones, descubrió que los mercados financieros no prestan atención a las tasas bajas y a los commodities industriales y agrícolas, lo cual es llamativo para un análisis a mediano plazo. La demanda supera a la productividad agrícola industrial, y se espera que, aún con un crecimiento de la producción, ésta no llegue a satisfacer los grandes volúmenes de la demanda. Por lo tanto, Gutiérrez supone que los commodities agrícolas van a mantener sus precios e inclusive espera que aumenten.

Gutiérrez demostró que es esperable un crecimiento sustancial de los mercados financieros en países emergentes, hasta por encima de los de mercados financieros en países desarrollados. Llegó a esta conclusión, tras analizar los diferentes escenarios de post-crisis, basándose en que los mercados financieros en los países emergentes cuentan con balances más sanos y fuertes, que les permiten efectuar mejores manejos para sortear la crisis. El conjunto de dinámicas domésticas, las mejores dinámicas de crecimiento demográfico, los mejores balances y la migración de flujos de capital a mercados financieros en países emergentes hacen que el crecimiento vaya a ser sostenible en el largo plazo. En palabras de Gutiérrez: "(…) los mercados emergentes tienen una situación muy buena, y es lo que en parte hace que estos mercados sean resistentes a los shocks externos".

A fin de lograr una mejor comprensión de los mercados financieros Gutiérrez introdujo en su análisis la variable poblacional: la demografía en países emergentes y su impacto en el crecimiento económico. Afirmó que las clases medias, en este tipo de mercados, van a seguir creciendo y reforzando sus condiciones domésticas en los próximos años. Recomendó a los inversores de mercados financieros en países emergentes apreciar los crecimientos sostenidos del consumo doméstico de las clases medias, ya que éste otorgará sustentabilidad a largo plazo.

Finalmente, Gutiérrez concluyó la sesión analizando las inquietudes sobre inversiones en países emergentes. Nombró a la inversión energética, a los pasivos contingentes y a los beneficios sociales, como una preocupación, debido a que considera que es probable que en el mediano plazo deban ser confiscados. Remarcó la importancia de analizar cuán útiles son los mercados de consumo, las pirámides poblacionales, el acceso a la innovación científica y tecnología industrial y los acuerdos de libre comercio. Dio peso a las regulaciones en los negocios y las regulaciones del derecho al consumidor, por funcionar éstas como frenos al desarrollo de la innovación tecnológica y el avance creciente de la tecnología. Sin embargo, y a pesar de todas las variables que podrían afectar la innovación, no estimó que puedan generar un impacto significativo en ella. En conclusión, Gutiérrez propuso un escenario prometedor para los mercados financieros de países emergentes.

Miguel Ángel GutiérrezSocio fundador de The Rohatyn Group. Se desempeñó como Presidente y CEO de Telefónica Argentina S.A. entre los años 2001 y 2003, Presidente de la Asociación de Empresas de Servicios Públicos de Argentina (ADESPA) y Vice-Presidente de la Fundación Cámara Española de Comercio. Actualmente es miembro del Consejo Asesor de Telefonía para Latinoamérica, del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), del Consejo Económico y Social de la Universidad Torcuato Di Tella y del Consejo Consultivo Internacional del IAE Business School (Universidad Austral)

Más información:

Banco Mundial
FMI
BBVA research: Mercados emergentes: perspectivas, riesgos y oportunidades
CARI: Grupo de Trabajo sobre Mercados Emergentes

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742