La cuestión de las Islas Malvinas. La Resolución 2065 de la Asamblea General de la ONU (1965-2015)

14 de octubre de 2015
Sesión académica organizada por el Comité sobre la cuestión Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur
Por Dolores Smuclir

El 14 de octubre de 2015 se realizó la sesión académica "La cuestión de las Islas Malvinas. La Resolución 2065 de la Asamblea General de la ONU (1965-2015)", a cargo de Adalberto Rodríguez Giavarini, Presidente del CARI, Lillian O'Connell de Alurralde y Vicente Berasategui.

El primer expositor fue el Dr. Rodríguez Giavarini quien comenzó la exposición haciendo un homenaje al Embajador Lucio García del Solar. Destacó su labor coincidiendo con él en la necesidad de retomar la capacidad de diálogo en lo que hace al tema en cuestión como así también el afán de que la Argentina se inserte en el mundo asumiendo las responsabilidades que se le exigen como país.

Rodríguez Giavarini remarcó, además, que no se debe olvidar que "al sentarse a negociar hay otra parte del otro lado que también tiene intereses y que si lo que planteamos es al cien por ciento, lo que estamos queriendo es derrotar, no negociar", consolidándose así un escenario distinto al que amerita una negociación diplomática.

"Es necesario que ambas partes, y no solamente una, abandonen una política que no tiene una salida satisfactoria, y eviten insistir en condicionamientos que solo pueden llevar al fracaso"

Finalmente, concluyó exponiendo su deseo de tener en algún momento a las Islas Malvinas nuevamente en territorio patrio sin ceder en ninguno de nuestros derechos.

Posteriormente, tomó la palabra la Embajadora Lillian O'Connell de Alurralde. Abordó varias cuestiones entre las que se destacaron la importancia de la Resolución 2065 de la Asamblea General de Naciones Unidas como así también la Cuestión Malvinas dentro del sistema interamericano.

Por un lado, mencionó la importancia de la Resolución 2065 de la Asamblea General como expresión de defensa de los derechos de la Argentina en la materia, respaldando la posición del pueblo y gobierno argentinos. Recordó que la Resolución reconoce la existencia de una disputa territorial sobre la soberanía de las Islas, disputa que la Asamblea General encomienda a ambos contendientes solucionar por medios pacíficos, iniciando negociaciones que contemplen los intereses de los habitantes de las Islas.

A su vez, recordó la posición británica al mencionar su negación a la existencia de un conflicto de soberanía, sosteniendo que junto con los intereses deben ser tenidos en cuenta los deseos de los isleños. Subrayó la intención de los británicos de negociar únicamente en cuestiones de explotación de recursos naturales. "La soberanía ellos no la negocian", afirmó. No obstante, la oradora hizo alusión a la existencia de algunos díscolos como el nuevo líder del partido laborista, Jeremy Corbyn, y Richard Gott, periodista británico y ex editor de The Guardian, sobre quien la expositora hace una breve referencia. "Es necesario que ambas partes, y no solamente una, abandonen una política que no tiene una salida satisfactoria, y eviten insistir en condicionamientos que solo pueden llevar al fracaso", afirmó.

"Es imposible que abandonemos nuestro reclamo de soberanía porque así nos lo pide la Constitución Nacional"

En divergencia con la postura inglesa, O'Connell de Alurralde destacó la predisposición argentina a negociar siempre que se incluya el asunto relativo a la soberanía, en cuyo caso también se podrían incluir en la agenda otras cuestiones relativas a la explotación de recursos entre otros.

Por otro lado, mencionó que hacia 1960 ingresó la Cuestión Malvinas en las Naciones Unidas mediante la Resolución 1514 que postula la independencia de las colonias que hoy subsisten. A partir de ésta, se creó el Comité de Descolonización en cuya agenda la Argentina rechazó la inclusión de la Cuestión aduciendo que no se trata de una colonia sino de territorios en litigio ocupados por una potencia extranjera. En este sentido, Gran Bretaña sí incluye a las islas en su lista de colonias.

En lo que respecta a la Cuestión Malvinas en el ámbito regional, hay quienes sostienen su irrelevancia en este ámbito, tratándose "de una visión sesgada".

O'Connell de Alurralde señaló que en 1954 se llevó a cabo la Conferencia Interamericana en Caracas donde se incorporaron dos resoluciones, una cuyo proyecto presentó la Argentina respecto a territorios ocupados, y otra de Brasil respecto a colonias. Su relevancia reside en que en esta oportunidad Brasil tomó la posición de que la Cuestión Malvinas no debería tratarse en la OEA dada la ausencia del Reino Unido en esta organización.

La expositora evidenció el creciente consenso de apoyo a la Argentina como un tema de prioridad hemisférica en el marco de la OEA. De hecho, remarcó que "lo mejor que puede pasar es que no pase nada porque están reconocidos los derechos". No obstante ello, la Argentina debe, según lo que dejó en claro, recomponer primero su situación interna y externa para luego proceder a avanzar en el plano de las negociaciones.

Finalmente, fue el turno de exponer del Embajador Vicente Berasategui. Comenzó haciendo referencia al éxito político que significó la resolución por dos motivos: el reconocimiento a la Argentina de que es parte en la disputa de soberanía, por un lado, y la apertura del camino a las negociaciones por otro. "Es imposible que abandonemos nuestro reclamo de soberanía porque así nos lo pide la Constitución Nacional", afirmó. Berasategui hizo una salvedad para referirse a que volver a tratar el tema en el marco de la Asamblea General constituiría hoy en día un problema. Esto se debe, principalmente, al cambio en la composición de la misma y a que muchos de los votos con que la Argentina contó en su momento hoy no los tendría -tal es el caso, por ejemplo, de la Unión Soviética, de los miembros del Pacto de Varsovia y de la ex Yugoslavia-.

Berasategui explicó también el alcance de la Resolución 2065 al especificar que en la práctica diplomática las resoluciones son interpretadas a modo de recomendaciones como así lo establece la Carta de Naciones Unidas.

Asimismo, hizo mención a que tal es la relevancia sobre la Cuestión Malvinas para la Argentina que en la Reforma Constitucional de 1994 fue incorporada como disposición transitoria aunque sin dar plazos para alcanzar el ejercicio de nuestra soberanía. Declaró que existen puntos de contacto entre la Resolución y la Constitución Argentina ya que en la primera se citan "el modo de vida" de los isleños, mientras que en la segunda se habla de "los intereses" de los mismos. Berasategui consideró que ciertamente es posible que se armonicen más allá de que actualmente se está lejos de lograr.

El Embajador explicó la necesidad de que ambas partes dejen la confrontación en la cual "somos la parte más débil", mismo porque los británicos son los que están en las islas, no la Argentina.

Por otra parte, detalló cómo se endureció la posición británica con el correr del tiempo. En la Resolución 2065 no se hizo mención a un derecho sino a un principio político. Luego, se convocó a un referéndum en Malvinas en un clima anti-argentino que no constituía mayor avance que el hecho de seguir siendo británicos. En la actualidad, remarcó Berasategui, se vislumbra un cambio de posición: la libre determinación de los pueblos es considerada un derecho, ya no un principio. Ello incide en el principio de integridad territorial que invoca la Argentina como fundamento de su posición.

Finalmente, invocó el principio de la buena fe al preguntarse el motivo que lleva a que la parte británica cuente con dos delegaciones. Según el Embajador, los isleños deberían formar parte de la delegación británica para justificar su postura, de lo contrario, no se debería impedir el diálogo entre la Argentina y los isleños. En efecto, "se debería facilitar el cumplimiento de la Resolución 2065 escuchándolos a ellos", concluyó Berasategui.

Adalberto Rodríguez GiavariniEx Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Argentina, Presidente del CARI

Lillian O'Connell de AlurraldeDiplomática, ex Embajador de la Argentina en Canadá, Miembro del Comité Consultivo del CARI

Vicente BerasateguiDiplomático, ex Embajador de la Argentina en el Reino Unido, Miembro Consejero del CARI

Más información:

Susana Malcorra: "El tema de Malvinas no se esquiva, es histórico y central", La Nación por DyN, 15/12/2015
Un líder opositor británico le reclamó al gobierno de su país reestablecer el diálogo con la Argentina por las Malvinas, La Nación por Agencias DyN y AFP, 17/1/2016
Video YouTube de la sesión académica

CONSEJO ARGENTINO PARA LAS RELACIONES INTERNACIONALES
Uruguay 1037, piso 1°, C1016ACA Buenos Aires, República Argentina
Teléfono (005411) 4811-0071 al 74 / Fax (005411) 4815-4742