COMPARTIR   Compartir en Twitter Compartir en Facebook  
Cooperación entre los países emergentes. Contribuciones y beneficios

Sesión académica a cargo de la delegación de la Comisión de Asesoramiento de Política Exterior de la República Popular China

Lunes 16 de mayo de 2011

por Clara Buelhoff

Su excelencia, el ex Embajador chino LV Fengding, encargado de la delegación de la Comisión de Asesoramiento de Política Exterior de la República Popular China, inició su exposición repasando los momentos destacados en las relaciones sino-argentinas. Formalmente, sostuvo, las relaciones diplomáticas entre China y Argentina se establecieron en 1972 y experimentaron un fortalecimiento profundo en 2004, cuando comenzó la asociación estratégica entre China y Argentina, con varias visitas presidenciales y ministeriales entre los dos países, que estimularon saltos en la cooperación económica y comercial.

Seguidamente explicó la estructura de la Comisión que integra -fundada en 2008-, destacando sus estrechos vínculos con la Cancillería china. Entre las funciones más importantes de la Comisión se encuentran: el análisis de cuestiones estratégicas, el asesoramiento para la cooperación de China con el exterior y la proyección de su cultura hacia afuera.

En ocasión de la primera gira latinoamericana de la Comisión, LV hizo hincapié en algunos puntos que consideró fundamentales para la futura cooperación con países latinoamericanos en general y la Argentina en particular. Para empezar, mencionó las opiniones chinas acerca de la situación mundial actual y la cooperación entre los países emergentes. "Estos tiempos -dijo- se caracterizan por las tendencias hacia el multipolarismo y la mayor interdependencia, acompañado por un cambio de las relaciones que tienen las grandes potencias entre sí y las relaciones con los países en vías de desarrollo".

Según LV, el hecho de que los países emergentes hayan podido aumentar su peso en el ámbito internacional, influye en el equilibro global en favor de los países en desarrollo. Por otro lado, acontecimientos como el surgimiento de diferentes tipos de proteccionismo comercial y las cambiantes situaciones en África del Norte y Asia del Oeste, obstaculizan este avance. Por ende, opinó el orador, se requiere de cooperación intensificada entre los países en desarrollo.

Luego, respecto de los vínculos entre China y América Latina, subrayó el incremento del interés económico y estratégico que ha manifestado el gobierno chino por la región, dándose correlacionadamente el aumento de inversiones de origen chino en los países latinoamericanos y el apoyo al proyecto integrador latinoamericano. LV destacó que China tiene la intención de seguir sumando esfuerzos con los países de la región a fin de poder influenciar en mayor medida temas como la reforma de la arquitectura financiera internacional, la ronda de Doha o las negociaciones con la OMC.

"Una clara ventaja de la asociación a los BRICS constituye la promoción de los intereses chinos a través de su asociación con otros países en desarrollo"

A continuación, profundizó acerca del actual desarrollo chino. Sostuvo que, en las últimas décadas, se experimentaron profundas reformas y ajustes y destacó la fortaleza económica del país y las oportunidades que ofrecen en los mercados globales reconociendo, al mismo tiempo, los déficits que tiene China en su estructura económica y en materia de distribución de ingresos.

En este marco, apuntaló al décimo segundo Plan Quinquenal, aprobado por la Asamblea Nacional Popular y por la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino a principios de este año. Como expuso LV, éste contiene el afán de transformar el modelo económico chino y reajustar la estructura económica para brindar mayor consideración al medio ambiente y al bienestar popular.

Para finalizar su discurso, se refirió a las relaciones sino-argentinas. Ponderó la incesante mejora de las relaciones y la exitosa asociación estratégica entre ambos países. Remarcó positivamente el respaldo argentino en temas como Tíbet y Taiwán y reafirmó el alineamiento chino con las reivindicaciones argentinas respecto de Malvinas.

Como consideraciones personales de la Comisión, añadió que cree importante profundizar el grado de confianza mutua a fin de alcanzar relaciones políticas más estrechas. El enfoque estratégico de la relación bilateral le pareció altamente importante, razón por la cual sostuvo que deberían perfeccionarse los mecanismos de diálogo. Además, demandó que ambas partes mantuvieran firme su apoyo mutuo en cuestiones sobre soberanía.

Luego, la delegación china se dedicó a responder preguntas acerca de lo expuesto. Contestando consultas en lo que concierne a las cifras del PBI per capita chino, destacaron que -aunque China sobrepase a EE.UU. en algunos aspectos, como el volumen global de su economía- esto no quiere decir que hayan superado a los estadounidenses en otros aspectos, porque todavía el 40% de la población china vive en condiciones de extrema pobreza. En cuanto a la metodología, reconocieron la existencia de estadísticas divergentes con mediciones de la economía de China, pero aclararon que las únicas fuentes plenamente confiables son las evaluaciones del gobierno chino.

Seguidamente, LV se refirió al factor confianza y la importancia de las cumbres inter-presidenciales. En los últimos años, señaló, se crearon cumbres presidenciales entre China y países de varias regiones geográficas del mundo, lo que -según el orador- constituye una herramienta importante. Sin embargo, lo esencial para él es la existencia de confianza mutua en las relaciones entre China y América Latina. Así, se explica el actual esfuerzo por parte de China por fomentar y consolidar la confianza y los vínculos con la región.

A continuación, en respuesta a la pregunta sobre si la delegación ve la posibilidad de resolver el conflicto con Taiwán, con éxito semejante al caso de Hong Kong y Macao, la delegación explicó la pertenencia histórica y jurídicamente justificada de Taiwán al territorio chino, razón por la cual la reintegración de Taiwán a la soberanía china constituye una aspiración común de los pueblos de China y Taiwán. En el marco de la unión pacífica, expresaron la posibilidad de sostener dos sistemas políticos dentro del mismo país. La delegación sostuvo que Taiwán pudiera mantener derechos autónomos, tanto políticos como sociales, además de reservarse sus propias tropas. Además, subrayaron el activo intercambio ya existente entre Taiwán y China.

Consecutivamente, se preguntó sobre el grupo BRIC y su incremento voluntario de obligaciones económicas, políticas y sociales, proporcionales al incremento de la importancia de las economías de esos países -caracterizados por la incompatibilidad de sus aproximaciones-. La delegación respondió enumerando las ventajas para China en asociarse con el grupo BRIC. China, delinearon, considera que el surgimiento de los países BRIC fue como un bloque en el seno del desarrollo acelerado de países en vías de desarrollo en general. Explicaron que, como miembro del bloque de los países emergentes, China es el mayor país del grupo BRIC y ve plenamente que todos se encuentran en fases similares de su desarrollo, enfrentan desafíos similares y comparten reclamos. Una clara ventaja que observaron los expertos chinos constituye la promoción de intereses chinos a través de su asociación con otros países en desarrollo.

Respecto a una pregunta sobre los desentendimientos en las relaciones comerciales entre China y Argentina y su resolución, respondieron que el fomento del comercio requiere un proceso de reconocimiento mutuo e intercambio gradual a lo largo de los cuales, naturalmente, surgen dificultades cuya importancia no debería exagerarse. Lo esencial, afirmó la delegación, son las ganancias compartidas y el aumento de las inversiones chinas en Argentina, a fin de reforzar los lazos comerciales y también el incremento del intercambio cultural.

Después, Guan Chengyuan -miembro de la delegación- explicó su visión sobre la reforma del sistema multilateral. Considerando que una reforma rompería con la naturaleza contractual de la OMC y que China tardó quince años en negociar su ingreso, Guan destacó el compromiso firme de China con sus obligaciones dentro de la OMC. Agregó que muchas veces se le exige demasiado al país y rechaza peticiones justificadas -por parte de los países más avanzados-, como el reconocimiento del país como economía de mercado. El mecanismo que ofrece la OMC para resolver controversias entre países miembros le parece un recurso razonable y legítimo, aunque funcione muy lento, razón por la cual China, muchas veces, recurre a relaciones bilaterales.

Dándole cierre a la exposición, LV Fengding se refirió a los intereses nacionales de China. Acentuó la preocupación que tiene el país por la paz mundial como base del desarrollo y la cooperación, y como respuesta a la creciente interdependencia. Destacó, también, la importancia que otorga China a la ayuda de los demás países en desarrollo y la generación de ganancias compartidas.

Haciendo referencia al debate internacional sobre la reforma del sistema internacional monetario -que constituye el centro de la cuestión de la reforma de la arquitectura económica y comercial mundial-, opinó que se necesita un orden económico internacional más razonable para poder realizar una reforma monetaria razonable. A la luz de la crisis, reclamó que los avances en dicha reforma parecen haber sido anulados. Añadió que no ha sido resuelto el problema de cómo crear una moneda de reserva. Después de la segunda ronda de programas de flexibilidad cuantitativa, el dólar se encontró en una posición muy debilitada. Por ende, primero desean apoyar la amplificación de la discusión acerca de la reforma del sistema mundial monetario y luego aspiran a aumentar la voz de los países en desarrollo en el seno de instituciones como el Banco Mundial, la OMC o el FMI.

El proceso de reforma, concluyó LV Fengding, conlleva reajustes y repartos de intereses preestablecidos, pero la delegación china expresó su confianza en que la cooperación entre los países en vías de desarrollo dará lugar a resultados favorables.

 

LV Fengding. Ex Embajador de China en Suecia y Nigeria, miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino

Guan Chengyuan. Ex Embajador de China en la Unión Europea y Bélgica, miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino

Pan Jiahua. Presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de la Academia de Ciencia Social de China, miembro del Comité Nacional de Expertos de Cambio Climático

 

Para más información:

 

- Ministerio de las Relaciones Exteriores de la República de China

http://www.mfa.gov.cn/eng/

 

- Apuntes sobre el plan quinquenal de China 2011–2015 (en La Nación)

http://www.nacion.com/2011-04-19/Opinion/Foro/Opinion2753484.aspx